10 consejos para ahorrar en la factura de la luz
Aprender a ahorrar es muy importante para gastar menos dinero y tener siempre una reserva para un imprevisto o para darse un capricho. En el hogar se puede ahorrar de muchas maneras, como por ejemplo en la factura de la luz, donde realmente gastamos mucho más de lo que necesitamos.

Hoy me gustaría darte unos cuantas claves para ahorrar en la factura de la luz, pequeños gestos con los que el consumo se reducirá bastante y poco a poco irás notando que el gasto es menor. ¡Toma nota y disfruta de las ventajas de consumir menos electricidad!

Para consumir menos debes…

10 consejos para ahorrar en la factura de la luz
– Apagar las luces cuando no estés en una habitación, aunque en un rato vayas a volver a ella. De hecho, muchas veces realmente no es necesario encenderlas si vamos a coger alguna cosa.

– Utilizar electrodomésticos de clase A, que son los de consumo más eficiente.

– Moderar el uso de pequeño electrodoméstico, especialmente los que son sustitutivos, como el microondas.

– Utilizar el lavavajillas y la lavadora de manera eficiente, esto es, únicamente cuando estén llenos y se vaya a aprovechar todo el ciclo.

– Abrir las cortinas para aprovechar al máximo la iluminación natural.

– Apagar el ordenador y demás aparatos cuando no se esté utilizando. Esto hazlo aunque vayas a encenderlo después otra vez, ese tiempo de apagado evitará un gasto innecesario.

– Aprovechar las luces directas y utilizar menos las indirectas. Por ejemplo, si vas a leer o escribir en una mesa, utiliza un punto de luz pequeño para esa zona en lugar de uno general de toda la estancia.

– Desenchufar todos los aparatos que no se están utilizando, o bien tenerlos todos en una regleta con interruptor y desconectarlo cuando no están en uso. Esto es recomendable para ordenadores, cargadores, cepillos eléctricos, etc.

– Moderar el uso del aparato de aire acondicionado, es mejor bajar las persianas o pasar las cortinas en las horas que hay más sol, eso mantendrá la casa un poco más fresca. Cuando lo utilices, cierra puertas y ventanas para que la temperatura se mantenga y así no será necesario tenerlo encendido tanto tiempo.

– Utilizar bombillas de bajo consumo en todas las lámparas y puntos de luz.

Si sigues todos estos consejos, verás que el ahorro no tarda en llegar. Es muy importante que toda la familia esté concienciada sobre esto, de nada vale que lo siga una persona a rajatabla pero las demás malgasten como siempre.

¿Conoces algún truco más para poder ahorrar electricidad?