Accesorios de madera para decorar la habitación infantil
Por lo general, cuando hablamos de decorar un dormitorio tenemos en cuenta aspectos como la luminosidad, amplitud y confortabilidad. Si además se trata de una habitación infantil, entran a formar parte imprescindible de este listado otros factores como la seguridad, a fin de ofrecerles a los niños un espacio seguro en el que puedan desarrollar sus tareas de ocio y estudio sin temor a ningún accidente ni peligro.

En el caso de hoy abarcaremos otro aspecto que también se está teniendo en cuenta cada vez con mayor interés por parte de los padres: ayudarles a desarrollarse con la mayor autonomía y responsabilidad desde la edad más temprana. Pensando en ello, la diseñadora Elena Nunziata ha creado una pequeña colección de accesorios de madera para decorar la habitación infantil, todos ellos pensados para que los más pequeños puedan interactuar y formarse de un modo más independiente.

Los percheros

Accesorios de madera para decorar la habitación infantil
Interactive Children Furniture es una colección que consta de 2 modelos distintos de perchero, aunque uno de ellos, a su vez, está disponible en 2 tamaños. El primero es una barra horizontal con un raíl con 10 colgadores en forma de bola, sobre los cuales los niños podrán colocar diferentes abrigos, gorros, mochilas, etc. Solo deberás preocuparte de colocarlo a una altura que sea accesible para ellos. El segundo modelo es un perchero convencional, solo que cuenta con colgadores desde la parte más baja, poniéndole así más fácil el momento de colgar su ropita.

Otros accesorios

Accesorios de madera para decorar la habitación infantil
La mesita de noche es un simpático y original diseño que simula ser un ser especial, entre animalito y guardián de sueños. La parte baja es hueca para que puedas guardar allí su libro de cabecera y su muñeco de dormir, así como si giras sus ojitos de madera te encontrarás con 2 luces, ideales para el cuento de la noche o como quitamiedos en la oscuridad. Por último, también podrás hacerte con un contenedor de ropa sucia, una pieza fundamental para acostumbrar al niño a ordenar su cuarto desde pequeñito.