Ahorrar dinero y espacio al decorar una habitación para bebé
Independientemente de que te guste más o menos la decoración del hogar, lo más probable es que le pongas mucha más ilusión si se trata de decorar la habitación de un bebé. Y es que a la mayoría de las mujeres nos gusta tener todo preparado cuando su llegada está próxima, y afortunadamente disponemos de bastante tiempo para mirar diferentes posibilidades y elegir la que mejor nos convenga.

En este sentido, hay varios aspectos que debemos tener siempre en cuenta, y el primero de ellos es la seguridad que nos ofrecen todos los artículos que vayamos a ubicar en este dormitorio. A partir de ahí, el coste del mobiliario y los metros de los que disponemos para distribuirlo son otros factores que también solemos valorar. Por ese motivo hoy veremos una habitación de bebé que es una muy buena opción para decorar ahorrando dinero y espacio.

Cunas convertibles

Ahorrar dinero y espacio al decorar una habitación para bebé
La solución para atacar ambos problemas de un plumazo son las cunas convertibles que puedes encontrar actualmente en varias distribuidoras de muebles. Tal y como puedes ver en la primera imagen, se trata de una pieza modular que cuando se muestra compacta te ofrece un servicio multifunción que incluye cunita, cambiador, estantes, cajonera lateral y amplio espacio para el almacenamiento en la parte baja.

Habitación infantil

Ahorrar dinero y espacio al decorar una habitación para bebé
Cuando pasa el tiempo de cuna, puedes desmontarla y aprovecharla durante años como cama (con el mismo espacio en la parte inferior), escritorio con estantes y mesilla de noche. En la última imagen he señalado de dónde sale cada una de estas partes para que puedas visualizarlo mejor. La cuestión es que este tipo de compactos te ayuda a ahorrar espacio en los primeros meses al estar tan junto todo lo que necesitas para la higiene y descanso del bebé. Y el ahorro de dinero lo notarás poco después, cuando necesites una habitación infantil y no tengas que comprarla, y menos aún guardar una cuna en la que te has gastado un dinero importante.