Ahorrar espacio en un dormitorio para compartir
Muchos de nosotros nos hemos criado en familias numerosas, por lo que el hecho de compartir habitación era algo que se asumía desde muy temprana edad. Lo malo era que, a medida que ibas creciendo comprendías que en tu cuarto solo había cabida para un par de camas y poco más. Si había sitio para un escritorio, pues era solamente para uno, con los problemas que eso conlleva para organizar turnos y decoración.

En los últimos años han nacido muchos niños destinados a quedarse como “hijos únicos”, pero también es verdad que últimamente estamos asistiendo a nuevas ampliaciones de familia, y cada vez son más los papás que van a por el segundo. Así que si no se dispone del mismo número de habitaciones que de hijos, vuelve a tocar compartir. Suerte que ahora hay novedosos diseños que te permiten aprovechar al máximo todo el espacio del que dispones.

Ahorrar espacio en un dormitorio para compartir
La habitación que veremos hoy es un claro ejemplo de cómo ahorrar espacio en un dormitorio para compartir, y siempre teniendo en cuenta la duplicidad, algo muy importante para cada uno de los niños. Este juego que te presento hoy toma como inspiración la clásica cama-nido, pero bajo ella aún hay algo más: dos cajones que servirán para almacenar un montón de cosas. Importante que vengan divididos para que cada usuario pueda establecer su propio orden. Del mismo modo, la estantería superior también es doble, favoreciendo siempre el respeto por el espacio ajeno.

Ahorrar espacio en un dormitorio para compartir
Por último, este dormitorio está perfectamente diseñado para poder ofrecer dos escritorios, algo hoy fundamental para la hora de estudio. Cuando llegue la noche, solo deberás retirar el módulo con ruedas que hay bajo la mesa para poder sacar la cama inferior. Este módulo que durante el día forma parte del escritorio, a la hora de acostarse servirá también de mesita de noche. Una manera muy práctica de compartir habitación, y que deja anticuado el concepto de poner dos camitas gemelas que ocupen la estancia entera.