Ahorrar espacio y dinero con camas convertibles
Desde que nuestro pequeño nace, hasta que se va haciendo todo un muchachito, son muchas las fases por las que va pasando, lo que no supone sólo el cambio lógico en artículos que necesita para vestir y calzar, sino que en la decoración de su cuarto también vamos viendo lo poco que podemos aprovechar aquellos muebles que un día te costaron tanto dinero, y que pronto necesitarás meter en un trastero.

Por este motivo hoy quiero traerte 3 propuestas que te valdrán para ahorrar espacio o dinero, o incluso las dos cosas a la vez. En primer lugar, te muestro una fotografía en la que podrás ver como una cunita con cambiador incorporado, se puede convertir, unos años después, en un sofacito, 2 mesillas e, incluso, la barra protectora te valdrá de colgador de complementos si la sujetas a la pared.

Ahorrar espacio y dinero con camas convertibles
Las fotografías 2 y 3 te muestran como un canapé para un colchón de 70 cm. te servirá de estantería cuando tu niño ya pase a una edad más adulta y necesite cambiar de cama, por lo tanto, lo que durante unos años le sirvió como base totalmente saludable y reglamentaria para colocar su colchón, cuando tengas que deshacerte de la cama, bastará con quitarlo junto con las patas, de modo que, por lo menos, aproveches la estructura como estantería.
Ahorrar espacio y dinero con camas convertibles
La última propuesta, también con dos imágenes, ya está destinada a una edad más adolescente, y puedes ver, en primer lugar, como lo que en principio parece un mueble cama, se convierte en una práctica mesa cuando la cama desaparece, gracias a un tablón giratorio que durante la noche permanece bajo el canapé, pero sin llegar a tocar el suelo. Una gran idea para ahorrar espacio, incluso si lo que buscas es una cama de más para las visitas ocasionales.
Ahorrar espacio y dinero con camas convertibles
Ahorrar espacio y dinero con camas convertibles