Ahorrar tiempo y esfuerzo en las tareas del hogar
Hay quienes piensan que para vivir bien necesitan tener toda la casa impecable cada día, pero esto siendo realistas, puede ser extremadamente agotador. No todos tenemos el tiempo que quisiéramos para poder limpiar nuestros hogares y tenerlos como los chorros del oro, ¡ese es el sueño de muchos! Pero no es necesario gastar tanto tiempo y cansarse sin sentido… puedes vivir en un hogar totalmente limpio con menos estrés.

Quizá te hayas cansado de cambiar las sábanas cada semana o de pasar la aspiradora tres veces al día. Quizá ha llegado el momento de tener una vida más práctica y disfrutar más de tu tiempo libre. Ahora empezarás a lavar tus sábanas una vez al mes y pasar la aspiradora una vez por semana. Quizá sí barras más veces al día, pero el engorro de sacar la aspiradora será sólo para los días de limpieza.

Empieza por la ropa de cama

Si lavas la ropa de cama en exceso es posible que deteriores la tela antes de tiempo y que los colores no sean como los de siempre… empezarán a desvanecerse. Si no has sudado mucho es posible que no sea necesario que cambies tus sábanas tan seguido. Sobre todo en los meses de invierno cuando las personas apenas sudan mientras duermen, pueden cambiar las sábanas con menos frecuencia (una vez por mes está bien). De lo contrario estarías tentando a la suerte y muy probablemente tu ropa de cama se estropee antes de tiempo.

Ahorrar tiempo y esfuerzo en las tareas del hogar

Limpiar el sofá de tela

Si tienes un sofá de tela es probable que pienses que si se mancha se produce el Apocalipsis, pero nada más lejos de la realidad… también se pueden limpiar. En lugar de usar un limpiador que te dejará una zona mojada y seguramente también un círculo indeseado cuando se seque, es mejor rociar los productos de limpieza directamente sobre un trapo limpio para limpiar los muebles. Así tendrás más control del producto y evitarás que la mancha se empeore.

Las alfombras y moquetas

Sí, las alfombras y moquetas pueden quitar mucho de tu tiempo para que estén limpias y sobre todo, para evitar que las bacterias o los ácaros empiecen a crecer en número demasiado rápido. Si tienes niños que juegan en el suelo entonces es más que necesario que te asegures que tanto las moquetas como las alfombras están siempre en perfecto estado y bien limpias, ¿pero debes estresarte con eso? Para nada.

Ahorrar tiempo y esfuerzo en las tareas del hogar
Las alfombras que tienen poco tráfico y no se pisan mucho como las que están debajo de la mesa auxiliar o en alguna otra zona pueden ser aspiradas una vez al mes. Es una buena forma de ahorrar tiempo y esfuerzo para ti. Pero si hay una mancha en la alfombra o en la moqueta, es muy importante actuar con rapidez y usar por ejemplo, un quitamanchas caseros para evitar que la mancha penetre demasiado.

Las ventanas

Las ventanas son otra parte de la casa que genera bastante estrés limpiarlas, pero no es necesario que te obsesiones con eso demasiado. Hay personas que opinan que cuanto más detergente ponga en el cristal más limpio se quedará pero eso sólo conseguirá ensuciarlo más. El vidrio para que esté limpio es mejor lavarlo con agua clara y un poco de detergente suave. No rocíes el limpiador directamente sobre el cristal, es mejor rociarlo en el trapo y a continuación limpiar. ¡La limpieza será más rápida y efectiva!

Ahorrar tiempo y esfuerzo en las tareas del hogar
Es mejor pensar con eficiencia para conseguir buenos resultados: lavar las toallas con menos frecuencia que los trapos de cocina, poner una lavadora sólo cuando la carga esté completa, doblar bien la ropa para no tener que plancharla cada vez (y hacerlo sólo en contadas ocasiones), utilizar limpiadores efectivos… ¡utiliza tu experiencia para ahorrar tiempo y esfuerzo!