Alfombras para decorar con estilo
Siempre he pensado que comprar una alfombra es una decisión que se debe tomar con cuidado porque igual que una alfombra puede embellecer una estancia y tener muchas ventajas, también es cierto que si no se toman las decisiones acertadas el resultado puede ser todo un desastre. Para poder decorar tu hogar con mucho estilo tendrás que pensar en cómo son tus estancias, tu salón, tu comedor, tu dormitorio… así podrás elegir los mejores diseños para marcar tu estilo y que quede una decoración excelente.

Para elegir una alfombra con mucho estilo se tendrá que tener como base además del diseño, la elegancia y la originalidad porque debe ser una parte importante de la decoración de tu hogar ya que vestirán toda la estancia y lograrán crear un ambiente acogedor y cálido para ti y para todos tus invitados, sobre todo ahora que se acerca el frío.

Los pequeños detalles

Normalmente cuando queremos incorporar a nuestra decoración una alfombra solemos fijarnos en los colores de las paredes, en el mobiliario y en los detalles que son más destacables, pero si lo que quieres es que tu alfombra tenga mucho estilo, entonces también tendrás que tener en cuenta los pequeños detalles para que todo combine a la perfección.

Alfombras para decorar con estilo

El diseño

También resultará fundamental que te fijes en el diseño para poder combinarlo con tu estancia porque no será lo mismo decorar con alfombras en un hogar con un estilo clásico, que minimalista, que vintage, etc. Pero sí que puede haber una característica común y es el pelaje de la alfombra, lo más común es escoger de pelaje corto porque aporta calidez y confort.

La ubicación

Pero el aspecto más importante de todos antes de pensar en cómo será la alfombra es saber dónde la vas a ubicar porque dependerá de cómo sea la estancia el cómo tendrá que ser la alfombra. Por ejemplo para un dormitorio igual resulta más apropiada una alfombra con matices vivos para equilibrar con los colores suaves y en tonos pastel, en el salón quizá sea más acorde un color sobrio para aportar recogimiento, en un despacho un color más neutral para aportar seriedad o un color vivo si trabajas con creatividad, etc.

Además la ubicación también es importante para poder escoger la forma de la alfombra porque en los dormitorios suelen encajar mejor las cuadradas, y en los salones o despachos las cuadradas y rectangulares, ¿piensas igual?