Alfombras infantiles que se lavan en la lavadora
En el cuarto de los niños la alfombra juega un papel fundamental. Además de proteger el suelo, aporta calidez al espacio, les invita a jugar (más aún, si cabe), y decora, poniendo un toque muy especial. Sin embargo, para que una alfombra para una habitación infantil sea práctica, ha de poder limpiarse con mucha facilidad.

Y es ahí donde entran en juego las alfombras de Lorena Canals, porque tienen la particularidad estupenda de poder lavarse sin problemas en la lavadora. Además, son tan bonitas que no podrás resistirte a comprar una para renovar el cuarto de los peques.

Prácticas y naturales

Alfombras infantiles que se lavan en la lavadora
La empresa Lorena Canals lleva toda la vida dedicada al diseño de complementos para habitaciones infantiles. Puede decirse que el entorno de los niños es su mundo, y ellos saben cómo decorarlo. Hace unos diez años se especializaron en la fabricación de alfombras para niños.

Sus diseños, tan especiales, la calidad de los materiales, y el hecho de que fueron las primeras alfombras lavables del mercado, las han convertido en todo un éxito. Además de estar fabricadas en algodón 100%, en su proceso de fabricación se emplean solamente tintes naturales, no tóxicos, ya que en Lorena Canals están muy concienciados en lo que se refiere al respeto por el medio ambiente. Además, no hace falta decir que todos sus productos cumplen con la normativa vigente en materia de seguridad infantil.

Mil diseños

Alfombras infantiles que se lavan en la lavadora
Una de los alicientes de comprar una alfombra lavable de Lorena Canals, además de lo práctica que resulta, es la gran variedad de diseños, colores, tamaños y grosores que hay para elegir. Topos, letras, nuebes, estrellas, banderas…

Tienen modelos reversibles, ovalados o cuadrados, agujereados… hasta con forma de galleta. Todo un universo en el que encontrarás esa alfombra especial que buscas para el cuarto de tu peque.