Alfombras para habitaciones infantiles
Al decorar las habitaciones infantiles, muchas veces no tenemos en cuenta la posibilidad de poner alguna de las muchas alfombras infantiles que existen en el mercado. Eso sí, una vez hemos finalizado con la decoración de la estancia es cuando nos damos cuentas de que falta algo importante en el dormitorio.

Y es que colocar una alfombra a los pies de la cama de tu hijo, o en otro rincón de la habitación, no solo servirá para decorar, sino que le dará a la estancia ese toque acogedor tan necesario en los dormitorios infantiles. Además, servirá para que los niños jueguen con todos sus juguetes encima de ella, aparte de revolcarse por ella. Es por este motivo que es necesario escoger un modelo que sea fácil de lavar y, sobre todo, muy resistente.

Para que los más pequeños no pasen frío

Hasta hace bien poquito, la función de la alfombra en la habitación infantil era la de que el niño no pusiera sus pies calentitos en el frío suelo por las mañanas. Sin embargo, ahora la utilidad de estos objetos va mucho más allá, porque hoy en día también sirven para otras muchas cosas.

Alfombras para habitaciones infantiles

Diferentes usos

Por supuesto, las alfombras para las habitaciones infantiles tienen una función decorativa, poniendo su granito de arena en la construcción del espacio ideal para los más pequeños de la casa. Pero no solo eso: también pueden ayudar a delimitar la zona de juegos y son muy prácticas como aislamiento térmico del suelo.

Tipos de alfombras

A la hora de comprar una alfombra para la habitación infantil podrás escoger entre los modelos de pelo largo o de pelo corto. La mayoría de las alfombras para los más pequeños de la casa cuentan con el pelo corto, ya que son más fáciles de limpiar. Por otro lado, es importante que las alfombras tengan en la parte inferior una superficie antideslizante para que no sea resbaladiza.