Alfombras para la habitación infantil
Distribución de espacios, confort, calidez… hace poco te contábamos algunas de las ventajas de colocar una alfombra en la habitación infantil, un elemento imprescindible para el área de juegos de la estancia de tus pequeños.

Animados tras conocer estas ventajas, en Interiorismos también hemos querido ponernos las pilas para mostraros algunas de las ideas más divertidas y prácticas de este tipo de alfombras.

¿Quieres conocer algunos de los estilos que se nos ocurren? ¡Atiende a lo siguiente!

Alfombras para la habitación infantil
– Decorativas: su objetivo es el decorar la estancia a la vez que cumplen con los requisitos de confort y funcionalidad establecidos anteriormente. Pueden ser lisas y de un solo color o dibujar formas, diseños e ilustraciones variadas, por lo que seguro encontrarás la que más vaya con la decoración de tu hogar.

Alfombras para la habitación infantil
-Didácticas: Sirven para aprender jugando. Las de tipo puzle o aquellas en las que hay que encastrar las formas de números y letras con sus equivalentes son un buen ejemplo de este tipo de alfombras.

Alfombras para la habitación infantil
– Para jugar: Algunos diseños no solamente suponen una base en la que jugar sino que suponen un juego en sí mismas. Un buen ejemplo son aquellas que dibujan la planta de las casas para mover por ellas a sus muñecos o las ciudades con edificios, coches y carreteras sobre las que tus pequeños podrán pasear sus coches… ¡una idea de lo más divertida para tus pequeños!

Recuerda que a la hora de escoger una alfombra para los niños deberás tener en cuenta cuestiones como las dimensiones de la misma, el estilo decorativo, el grosor y la facilidad de limpieza de su superficie, entre otras cosas.