Alternativas a la mesita de noche tradicional
La mesita de noche es uno de los muebles que habitualmente no suelen faltar en los dormitorios de matrimonio, pues además de algo considerado útil y práctico puede ser también un elemento decorativo.

Quizá sea simplemente el hecho de que no estamos acostumbrados a concebir una habitación sin ellas, porque en realidad podemos encontrar muchos recursos para cubrir funciones como iluminar la zona cercana al cabezal o para almacenar la ropa interior y los libros.

Sin embargo, necesitamos tener algo ahí que nos haga recordarla. ¿Quieres buscar alternativas a la tradicional mesita de cajones? Atiende, ¡que seguro que encuentras alguna idea que no te había pasado por la cabeza!

El recurso más sencillo pasa por colocar unas baldas voladas (o al aire), que hacen la función de mini-estantería ocupando en mínimo espacio posible y suficientes para colocar lo más imprescindible: despertador, lamparilla y algún que otro libro. Esta opción es perfecta para las estancias con el espacio más reducido; de hecho, existen cabeceros que ya incluyen una pequeña balda sobre la superficie de madera de la pared.

Otra opción es la de colocar tras la cama una estructura o panel de madera de cuyos laterales se extraen unas estanterías que te servirán para colocar todo lo que quieras. Además, sobre la superficie plana que deja este cajón podemos colocar lamparillas o algún elemento decorativo, si queremos.

Alternativas a la mesita de noche tradicional
Si el espacio no te importa y lo que quieres es innovar existen también muchas ideas originales que harán que tu habitación sea diferente a todas las demás: puedes colocar un baúl, una pila de maletitas de diferentes tamaños e incluso una pequeña escalera de madera de peldaños anchos en los que podamos colocar cosas. Este último es un recurso perfecto para los dormitorios más románticos o para los rústicos trendy.