Añade bienestar a tu salón con la iluminación
El salón suele ser la zona del hogar en la que mayor tiempo pasamos. Por eso, es muy importante que el confort y la practicidad vayan de la mano de la estética. Uno de los elementos que más nos puede ayudar a conseguir esta unión esencial que haga de esta estancia un lugar agradable es la luz, ya sea natural como artificial.

Como la luz es fuente de salud, lo ideal es ubicar el sofá y las butacas lo más cercanas posible a los ventanales para aprovechar al máximo la luz natural del día. Además, es importante distribuir adecuadamente los muebles para que permitan el paso de la luz a toda la estancia.

Añade bienestar a tu salón con la iluminación
También es esencial el color de las paredes, que puede potenciar la luminosidad. El blanco, el amarillo y los colores claros te servirán para aquellos salones con poca luz natural. SI por el contrario esta estancia está sobre iluminada, lo ideal es que escojas un cristal doble o triple para reducir la cantidad de calor en el interior sin disminuir la entrada de luz. Para las estancias más cálidas, te recomendamos que coloques un tendal, toldos, celosías o un sistema de doble cortina.

Añade bienestar a tu salón con la iluminación
Por otro lado, es esencias que vistas las ventanas con tejidos livianos para que tamicen la luz sin impedir su entrada. Además, es importante combinar una iluminación general con puntos de luz en la zona de butacas o de la mesa. Las bombillas halógenas de rosca, los sistemas de LED, y las bombillas de bajo consumo son magnificas opciones. Sin embargo, las últimas suelen ser una fuente de campos electromagnéticos, por lo que es aconsejable ubicarlas a medio metro de distancia de las butacas y lugares más concurridos por la familia.