Añade energía positiva en tu cuarto de baño con la decoración
El cuarto de baño es una zona del hogar que nos hace sentir bien cuando lo tenemos limpio y ordenado, pero si tienes un cuarto de baño sucio o hecho un desastre, lo más probable que lo último que quieras es pasar mucho tiempo en su interior. En realidad, los baños pueden ser un poco fríos, quizá demasiados blancos o con colores poco interesantes. Lo ideal es entrar al cuarto de baño y pensar que realmente es un buen lugar para estar, aunque sea únicamente para asearse.

Si dedicas cada día unos minutos a la decoración de tu hogar, puede tener un gran impacto en tu estado emocional, casi lo mismo que lo tiene tu dormitorio al despertar o cuando te preparas para ir a dormir. Así que tu cuarto de baño no tiene que ser aburrido ni tampoco ordinario, puede tener la energía positiva que tanto deseas que tenga. Sólo tendrás que agregar un poco de personalidad teniendo en cuenta algunas técnicas de energía positiva.

Añadir color

Lo primero que debes tener en cuenta para poder añadir energía positiva a tu hogar, es sobre todo, pensar en el color de tu cuarto de baño. Un cuarto de baño todo en tonos de blanco, puede ser muy aburrido y que te transmita sensaciones demasiado frías. Es cierto que el blanco es un gran color para poder dar sensación de luminosidad, para reflejar la luz… pero es demasiado plano. Hay muchas formas de añadir colores interesantes en tu cuarto de baño.

La mayoría de ellos no requieren que te compliques demasiado, puedes incorporar una nueva cortina de ducha, algunos accesorios, un cartel colorido, una fotografía, un fotomural, etc. También puedes añadir color poniendo en la decoración una alfombra de color para cuartos de baños que aporte personalidad y color.

Añade energía positiva en tu cuarto de baño con la decoración
El color es una gran manera de añadir energía a tu cuarto de baño ya que atraerá el ojo e influirá en tu estado de ánimo. Puedes utilizar el color también para hacer una línea visual lejos de las características de la estancia que no te gustan y añadir más color en aquellas zonas que sí te gustan y que te interesa mirar más. Pero resulta primordial que tampoco sobrecargues el cuarto de baño con color, lo que nos interesa es dar toques de personalidad no agobiarnos al entrar a la estancia.

Las texturas

Las texturas muchas veces son subestimadas a la hora de añadir energía positiva a una estancia y realmente son necesarios, sobre todo a un espacio pequeño como es un cuarto de baño. Las texturas pueden hacer maravillas para romper la monotonía de un baño totalmente blanco. Puedes escoger texturas como piedras, tejas, cerámica, espejos reflectantes… todo puede ayudar a que tu cuarto de baño se vea único.

Las toallas también son tejidos importantes y por eso deberás escoger toallas que sean suaves y que puedan darle calidez cada vez que las utilices, como por ejemplo, al salir de la bañera. Piensa en cómo puedes combinar las diferentes texturas para que quede bien en tu cuarto de baño. Quizá también puedas añadir algunos estantes de vidrio, ¡siempre son una buena opción! ¿Y si añades un vinilo decorativo?

Añade energía positiva en tu cuarto de baño con la decoración

Objetos y accesorios

En muchas ocasiones la energía positiva también puede llegar de las cosas pequeñas como unas bonitas botellas, unos jarrones con flores o quizá una bonita colección de jabones hechos a mano. Los pequeños detalles pueden ayudarte a tener energía positiva, sobre todo si no tienes la oportunidad de cambiar texturas o de cambiar colores.

Añade energía positiva en tu cuarto de baño con la decoración
Piensa en objetos y accesorios que sean buenos para tu decoración, como por ejemplo conchas de tus últimas vacaciones en la playa, imágenes de lugares felices o relajantes, etc.