Antigüedades para decorar tu hogar
Aunque hasta hace pocos años comprar antigüedades de segunda mano (e incluso de tercera) era una práctica poco habitual, las últimas tendencias han vuelto a dar vida a los elementos más elegantes para convertirlos en auténticas obras de arte para decorar nuestros hogares.

Las antigüedades son un elemento ideal para conseguir una atmósfera clásica, seria y sofisticada a las estancias. Sin embargo, también es cierto que no podemos utilizar este tipo de recursos en todos los interiorismos, pues no todos aceptan este estilo; sólo tú puedes analizar tu hogar y decidir si quedará bien o no.

Puedes encontrar prácticamente todo lo que se te ocurra: enormes lámparas de araña, clásicas lamparillas de madera, tinajas, figuras, pinturas, marcos, butacas y sofás, mesitas o percheros, entre muchísimas otras cosas.

El estilo que más suele ir con las antigüedades es el estilo clásico o el inglés, que refuerzan la idea de lo tradicional en una decoración en que la caoba y el roble toman el protagonismo acompañados por todos los elementos decorativas que imaginemos.

En los últimos tiempos y con la intensa llegada del estilo vintage a la decoración también podemos encontrar sofisticadísimos interiorismos que combinan clasicismo y contemporaneidad gracias al uso de estas piezas que de otra manera podrían haber ido al vertedero de no ser reutilizadas.

Eso sí, si decides decorar tu hogar con antigüedades procura hacerlo bien, sin exagerar con la ornamentación y comprando sólo aquellas cosas que se puedan adaptar a tu hogar de una forma elegante y nada recargada.

Entre los anteriores beneficios también cabe comentar que este tipo de decoración puede resultar realmente barata si sabemos dónde comprarla; hoy en día hay muchos mercados y ferias donde podemos conseguirlos a precios realmente bajos. Eso sí, ándate con ojo si no quieres que más de uno te venda ‘la moto’, como se suele decir, pues puede resultar realmente fácil engañar a los menos entendidos en el tema.