Aprovechar el espacio de la ventana
El hueco bajo la cama, las estanterías sobre las paredes, el mueble del televisor, los armarios empotrados, los armarios hasta el techo… En un hogar aprovechamos cada uno de los rincones posibles para almacenar todo aquello a lo que tenemos que dar cabida en casa, que no es poco.

Sin embargo, probablemente nunca hubieses pensado en aprovechar el espacio que hoy te proponemos: La ventana, un lugar con muchas posibilidades que al que a partir de ahora tendrás que sacar el máximo partido.

No obstante, también es cierto que no todas las ventanas son iguales y que por tanto las posibilidades decorativas tampoco pueden ser las mismas: En las ventanas con poyete interior podremos aprovechar el ‘suelo’ que queda entre la parte interior de la pared y la ventana, mientras que en las tradicionales (al mismo nivel que la pared) solamente podremos aprovechar la parte inferior.

Aprovechar el espacio de la ventana
Los primeros espacios mencionados tienen muchísimas posibilidades, aunque lo mejor sería en realidad buscar una opción que no reste luz al resto de la estancia. En este sentido, puedes aprovechar el propio poyete como espacio de almacenamiento o para apoyar algunos elementos decorativos o funcionales (fotografías, libros, etc.), aunque también es una gran idea crear tu propio rincón interior verde colocando varias baldas finitas y poniendo algunas plantas sobre ellas para dar el toque eco a tus estancias.

Si el espacio fuera suficientemente amplio, un pequeño sofá encajado en el hueco de la pared sería una gran idea para crear un rincón de reflexión y relax que además sorprendería a todo aquel que visitara la estancia.

Por otra parte, que tu pared sea plana no significa que no puedas aprovechar el espacio que queda bajo la ventana para ubicar algún mueble como una cómoda, que resultará ideal para el almacenamiento. Además, la combinación ventana-cómoda da un toque de lo más romántico e íntimo a cualquiera de las estancias de tu hogar.

Lamentamos decirte que en el caso de los grandes ventanales que llegan prácticamente al suelo (ventanas, no balcones) no podrás llevar a cabo estas ideas, por lo que lo mejor será que busques nuevos recursos de almacenamiento en otros rincones de la habitación.