Aprovechar espacios difíciles
No es raro que muchos de nosotros encontremos algunos rincones en el hogar cuya funcionalidad nos resulta difícil de entender, y es que se trata de espacios de características espaciales que los hacen difícilmente aprovechables.

Difícil sí, pero no imposible… Echa un vistazo a los distintos espacios difíciles de decorar que planteamos y también a las posibles soluciones decorativas y funcionales para aprovechar el espacio:

– Paredes muy estrechas: Puedes colocar varias baldas independientes por la pared, ya sea de forma equilibrada o desordenada. Si no necesitas más espacios de almacenamiento, una buena idea decorativa es colocar varios cuadros o fotografías cuadradas una debajo de otra y en vertical.

Aprovechar espacios difíciles
– Entrantes en la pared: Son esos espacios que dejan un pequeñísimo hueco entre paredes. Para aprovecharlo, nada mejor que hacer un mueble a medida o bien encajar una estantería o hasta hacer un pequeño escritorio, soluciones útiles a la vez que decorativas.

– Salientes de la pared o columnas: Dado que esto no deja espacios muertos sino que se come parte de la estancia, lo mejor es buscar una solución decorativa como colocar un mosaico con cuadros o fotografías.

Aprovechar espacios difíciles
– Paredes irregulares: Son las que varían su tamaño en poco espacio; un buen ejemplo son los techos de la buhardilla, por ejemplo. Si este espacio se encuentra sobre una reducidísima habitación o un pasillo, por ejemplo, también puedes colocar un útil altillo para almacenar las cosas que no usas muy a menudo.

Aprovechar espacios difíciles
Hueco de la escalera: Tienes varias opciones útiles y originales, desde encajar armarios o estanterías a medida o colocar un sofá para reposar hasta hacer de este rincón tu pequeña bodega personal.

– Sobre la cisterna: Puedes aprovechar la pared posterior para colocar algunas baldas en las que colocar tus cosméticos. Eso sí, asegúrate de colocarlas suficientemente altas como para que no pongan en peligro tu integridad física.