Árbol de Navidad para minimalistas
En la decoración del hogar, los tiempos vienen marcados por las tendencias de la última moda, al igual que en otros tantos ámbitos; y uno de los estilos que más han dado que hablar en la última década es, sin ningún género de duda, el minimalismo. Este estilo vino y no se fue, entró en un montón de hogares y todo apunta a que su estancia nunca será del todo perecedera.

Con el minimalismo entró una nueva forma de ver y vivir la decoración, creando maravillosos entornos con los objetos imprescindibles, y con diseños muy lineales y funcionales, que tiraron al traste con aquellos otros más rocambolescos. Una forma de entender el hogar como un espacio amplio, luminoso y muy vanguardista, donde no hay cabida para un concepto más convencional.

Del mismo modo, el usuario de este tipo de decoración no gusta de transmitir frías sensaciones, sino que su decoración es la expresión de sí mismo a través de un concepto más limitado, más limpio, y de gran belleza. Un usuario moderno que no tiene por qué renunciar a aspectos decorativos tan tradicionales como el típico árbol de Navidad, sólo que no se siente a gusto con los modelos tradicionales.

Sabedores de ello, ya son muchos los fabricantes de adornos navideños que han puesto toda la carne en el asador y que presentan modelos como el que hoy puedes ver en la fotografía, un árbol nada convencional, cuyo diseño parte de una estructura metálica en forma de pirámide, a la cual se le incorporan diversas ramificaciones alambradas, sobre las cuales puedes decorar a tu gusto.

Obviamente, este tipo de diseños pide ser decorado de un modo nada cargante y, preferiblemente, con objetos navideños contemporáneos, y que fácilmente puedes encontrar en la actualidad en gran diversidad de establecimientos. Los ocres y dorados envejecidos son los más habituales en estos tipos de árboles navideños.