El azul eléctrico en la decoración

El color azul es un color de la paleta de los fríos muy favorecedor en la decoración de interiores. Sus variaciones y sus muy diferentes gamas hacen que las combinaciones de tonos azules -y con otros colores- resulten casi infinitas.

El azul eléctrico en la decoración

Dentro de los azules más oscuros, queremos presentarte la decoración de espacios interiores en azul eléctrico, sin duda uno de los más atractivos de la paleta. Es un color que tiene un gran poder para llenar las estancias de vitalidad, aunque conviene saber cómo usarlo y con qué colores conseguiremos las más interesantes y estéticas combinaciones. Es un tono perfecto, además, para contrastar con tintes más neutros, como los blancos o los tonos tierra. Igualmente, este tono es frecuentemente asociado con el glamour y la elegancia, lo que resulta perfecto para salones y espacios donde nos vayamos a reunir en sociedad, aunque también para dormitorios y otros rincones del hogar, por la versatilidad que ofrece.

El azul eléctrico en la decoración

Integrando en azul eléctrico en tu hogar, conseguirás cargar de energía las estancias y dar una apariencia mucho más viva y atractiva.

Combinando el azul eléctrico

Hay una gran variedad de tonos para combinar con este color tan elegante. Dependiendo del efecto que quieras conseguir lo mezclaremos con dos tipos de colores:

– Colores claros, blancos y beige.

Estos colores, los blancos, crema y tonos nude son perfectos para combinar con el azul eléctrico y darle un aspecto de elegancia y luminosidad. Estaremos potenciando la luz y la iluminación de los colores claros y usaremos el azul como poderoso contraste. Igualmente, el color gris o coral van a darnos un resultado parecido, de lo más glamouroso.

El azul eléctrico en la decoración

– Colores oscuros, negro y gris plata.

La combinación del azul eléctrico, ya de por sí un color fuerte, con negro va a dar como resultado una mayor elegancia en los ambientes, aunque éstos resultarán mucho más apagados, por lo que conviene elegir para esta mezcla grandes y amplios espacios. Lo mismo ocurre con el gris muy oscuro. Para lograr el equilibrio, puedes introducir grises claros y brillantes, incluso blancos, que ayuden a calibrar el contraste, así como accesorios brillantes o plateados.

El azul eléctrico en la decoración

Otra alternativa de combinación de colores la encontrarás con colores vivos como el rosa fucsia, el verde manzana o colores como el amarillo mostaza. Esta mezcla es muy recomendable si lo que buscas es dar una apariencia atrevida a los interiores, pero hay que llevarla a cabo con mucho cuidado por la gran carga cromática que todos estos tonos aportan.

El azul eléctrico en la decoración

Azul eléctrico en dormitorios

El color azul es un color que queda muy bien en dormitorios, que nos ayuda a relajarnos, al mismo tiempo que conserva la elegancia y la dulzura en estos espacios. Una combinación de alto contenido estético es la conseguida a través de blancos, azules más claros y el azul eléctrico para resaltar sobre sólo algunos elementos. Con estos tres tonos, que dominarán la totalidad del dormitorio, vamos a conseguir un aspecto de confort y estaremos creando un espacio luminoso de gran belleza. Es ideal para dormitorios de personas jóvenes y muy recomendable para habitaciones femeninas.

habitacion

El azul eléctrico puede estar presente en dos o tres elementos importantes, (por ejemplo, en las cortinas, en el cabecero y piecero de la cama, en un mueble, en el edredón…), después se incorporará un azul más suave y el resto de la estancia permanecerá en un blanco muy puro (sobre sábanas, edredones, lámparas, muebles y cortinas) para conseguir el efecto deseado. La combinación de los tres tonos en un mismo mueble o accesorio (como puede ser una lámpara) será un detalle que quedará estéticamente muy interesante.

Si lo que queremos es un dormitorio aún más suave y dominado por los colores pastel, el azul eléctrico puede estar presente en sólo un elemento de peso (como la pared del cabecero de la cama), o sólo sobre accesorios o en complementos como un edredón.

El azul eléctrico en la decoración

Si lo preferimos, podemos integrarlo únicamente en uno o dos accesorios, como un teléfono, un pequeño mueble o las lámparas de las mesillas de noche.

El azul eléctrico en la decoración

Azul eléctrico en salones

Si queremos dotar a nuestro salón, comedor o salita de un efecto revitalizante y vivo, sin duda estamos ante un color muy recomendable. Sin abusar del mismo, podemos elegir una pared para ello, combinándolo con otros tonos de azul sobre alfombras y cojines. El negro, los colores claros y materiales como la madera nos harán crear un espacio que rezumará elegancia y buen gusto.

El azul eléctrico en la decoración

El azul eléctrico en la decoración

Si queremos ir más allá podemos introducir un color aún más vistoso y luminoso que el azul eléctrico, como el mostaza previamente mencionado o algún otro tono de amarillo, sobre complementos cuidadosamente elegidos. El amarillo y el azul quedan muy bien, aunque elementos en blanco, en gris o en negro serán bienvenidos para contrastar y no recargar la estancia.

El azul eléctrico en la decoración

El azul eléctrico en la decoración

Asimismo, muebles de salón como butacas, sofás y alfombras sobre una pared de color claro resaltarán en un ambiente chic e interesante.

El azul eléctrico en la decoración

Otras estancias

El azul eléctrico se encargará de hacer de tu cocina uno de los espacios más elegantes de la casa, lo que puedes combinar con elementos y electrodomésticos de metal, así como con gamas de grises y blancos.

El azul eléctrico en la decoración

Los recibidores y espacios exteriores también darán la bienvenida a este color tan seductor. Si no deseas abusar de él en decoración, puedes integrarlo en múltiples accesorios que darán la nota decorativa de una manera muy interesante. Valga como ejemplo, pequeñas butacas, electrodomésticos, lámparas, relojes o sillas.

El azul eléctrico en la decoración

El azul eléctrico en la decoración