Balcones con encanto
Más allá de los metros que pueda tener nuestro hogar, si hay una cosa que agradecemos durante los meses más cálidos del año es poder disfrutar de un balcón en el que pasar nuestro tiempo libre y comer a la fresca.

Sin embargo, existe una diferencia abismal entre un balcón normal y uno de esos magníficos balcones con encanto… ¿Cómo conseguirlo? Aquí os dejamos algunas buenas ideas, ¡no os las perdáis!

– Mobiliario: En realidad no hace falta demasiado para acondicionar este pequeño espacio, y es que bastará con una mesa de centro y dos o tres sillas para acomodarse en el espacio. Eso sí, el estilo y los materiales esta vez sí que cuentan para conseguir el objetivo que nos planteamos: en este sentido, lo mejor es que te hagas con muebles de madera natural o envejecida, de mimbre (o rafia) en color paja o blanco o bien con esos románticos y trabajadísimos muebles de forja.

Balcones con encanto
– Textiles: Dependerá del estilo por el que te hayas decantado, pues es el que determinará todos y cada uno de los elementos del espacio. Te recomendamos los colores pastel y los estampados florales para los balcones más vintage y románticos así como los más modernos y llamativos (llamativas flores, rayas marineras, etc.) para los de corte menos romántico.

– Plantas: No hay balcón con encanto sin plantas, así que anímate a escoger un mínimo de un par de ellas y colócalas con gusto en el suelo de tu balcón, colgando de la barandilla en jardineras e incluso dejándolas caer con un macetero colgado del techo.

Echad un vistazo a la siguiente galería, ¡son todos ellos preciosos!