Bancos esquineros para la cocina
En muchos hogares la cocina se ha convertido en el punto de encuentro familiar. Allí ya no solo se prepara la comida, sino que resulta el lugar de la casa donde todos los miembros de la familia se reúnen para hablar de sus cosas y pasar un rato juntos mientras uno de ellos cocina. También supone la estancia perfecta para comer, ya que brinda la posibilidad de no tener que ir transportando platos de una habitación a otra, sin la necesidad de tener que ensuciar el comedor cuando la cocina ya se ha ensuciado después de cocinar.

Así, desde Interiorismos creemos que no hay nada más práctico y agradable que tener un espacio para almorzar en familia, desayunar tranquilamente o crear un cálido ambiente de reunión. Para ello, los bancos esquineros son perfectos, aprovechando los rincones de tu cocina de manera elegante y funcional y permitiendo una experiencia gastronómica informal, tomar café cada mañana o, simplemente, conversar en familia.

Bancos esquineros para la cocina

Una atmósfera acogedora

Una de las grandes ventajas de los bancos esquineros es que, gracias a la disposición de los asientos, se requiere muy poco espacio y brindan una atmósfera y acogedora. Pero si crees que el tamaño de tu cocina puede dificultar que encuentres una banqueta perfecta, tienes la posibilidad de hacerla a medida o crearla tu mismo.

Aprovechando la parte inferior

Otra ventaja de los bancos esquineros es que muchos de ellos permiten una zona extra de almacenaje, ya que se puede aprovechar la parte inferior de la mesa y del asiento para guardar diferentes objetos, como cacerolas grandes u otros utensilios para cocinar. Lo mejor de todo es que este tipo de mueble quedará genial en cualquier tipo de estilo. Como puedes ver en las imágenes que te mostramos a continuación, una banqueta esquinera quedará genial tanto en una cocina rústica como en una moderna.