Bañeras modernas sin alicatar
Hace muchos años una vivienda se dotaba de aquellos elementos cuya finalidad era meramente funcional, por lo que los fabricantes se dedicaban a vender productos del hogar que únicamente cubrieran las necesidades para las cuales estaban elaborados: camas, cocinas, y un sinfín de artículos que con el tiempo empezaron a tomar diferentes formas y diseños hasta dar paso a lo que hoy se conoce como decoración del hogar o de interiores.

Una de las estancias donde más se ha tardado en incorporar artículos de última generación ceñidos a las tendencias más actuales fue el cuarto de baño, un espacio que durante mucho tiempo fue poco merecedor de moda y sólo se entendía como un lugar donde llevar a cabo las rutinas diarias de higiene y fisiológicas, sin prestar mayor atención al diseño que lucieran los sanitarios, muebles auxiliares ni otros objetos decorativos.

Bañeras modernas sin alicatar
Afortunadamente en la actualidad esto ya no ocurre y los cuartos de baño de hoy en día son un espacio más del hogar al que se le presta la misma importancia decorativa que a cualquier otra estancia. Una prueba de ello son las bañeras sin alicatar que tan de moda están últimamente, una especie de regresión vintage que en la última década ha ido variando de estilos y de formas. Los primeros diseños imitaban a aquéllas primeras de corte antiguo y ahora sus diseños se amplían a una gran diversidad.
Bañeras modernas sin alicatar
Las bañeras más modernas de libre instalación están pensadas para satisfacer los gustos más variados, y su colocación no se ciñe solamente al medio del cuarto de baño, sino que también pueden yacer junto a la pared pero sin presentar ningún tipo de alicatado. En cuanto al diseño, encontrarás líneas clásicas, minimalistas, más ornamentadas y hasta simulaciones de piedra antigua como pieza original de un entorno más rústico.