Baño estilo vintage
El estilo vintage es una de las últimas tendencias no solamente en el mundo de la moda sino también en el de la decoración. De hecho, son muchas ya las personas que han escogido este estilo tan romántico para vestir algunas de las estancias de su hogar.

Puede que tú misma ya lo hayas utilizado en espacios como el salón o alguno de los dormitorios, pero, ¿te habías planteado decorar así también tu cuarto de baño?

Echa un vistazo a las imágenes y déjate guiar por algunos de nuestros consejos para conseguir un cuarto de baño 100% vintage.

Baño estilo vintage
Según la mayoría de interioristas, el baño vintage debe concebirse como un lugar muy íntimo en el que la decoración debe ser a la vez dulce y clásica.

Para conseguirlo debes empezar apostando por los tonos más claros y naturales (en paredes, mobiliario y complementos), colores como los blancos, beige o los tostados claritos, por ejemplo.

El mobiliario vintage por excelencia es aquel de líneas clásicas en el que los colores de los muebles de madera se encuentran desgastados, decapados y con algunos detalles como las manetas o los toalleros (entre otros) en dorado. Una de las grandes piezas de esta decoración es precisamente un imprescindible del baño: El espejo. Procura que tenga un marcado estilo rococó en tonos blancos, beige o dorados.

Para completar este entorno nada mejor que escoger complementos en tonos dorados o cremas y textiles en colores muy claritos (beige o tostados) que a menudo pueden ir estampados con algunas florecillas o topitos.

Baño estilo vintage
Aún con todo lo anterior, sería muy difícil conseguir un baño de este estilo si no cuentas con una de esas bañeras ovaladas con cuatro ornamentadas patas y grifos al más puro estilo del pasado siglo.

¿Te parece demasiado complicado de conseguir?