Baño retro-clásico
La decoración de los baños más elegantes y románticos recurre al estilo retro más glamouroso, un estilo que se inspira en los cuartos de baño de las décadas del siglo pasado para dotarlos de un encantador toque vintage.

Si te encantaría decorar de este modo tu cuarto de baño pero andas un poco perdido y sin saber por dónde empezar toma nota de lo que te contamos, ¡son algunas de sus características más básicas!

- Paredes: Los azulejos son una de las bases fundamentales para este tipo de decoración, especialmente aquellos de dimensiones pequeñas en tonos claros como blanco, blanco roto o crema así como otros tonos pastel (azules, verdes, rosas, etc.).

- Mobiliario: Los muebles no siguen las actuales líneas rectas y sencillas, sino que se hacen de las formas clásicas y las curvas para conseguir ese toque romántico de los baños del pasado siglo.

Baño retro-clásico
- Bañera: Funcionalidad sí, pero elegancia vintage también. La bañera es una de las marcas fundamentales de cualquier decoración de este estilo, especialmente cuando se caracterizan por llevar esas monísimas patas de estilo clásico en blanco o dorado; muchas de ellas son también de hierro fundido con patas, de pedestal, de faldón o de cobre y de madera, por ejemplo. Si las cubres, que sea con cortinas del mismo estilo.

- Complementos: A todo lo anterior habría que sumarle algunos accesorios como los grifos de estilo antiguo, las jaboneras de porcelana, los espejos de molduras barrocas, las velas o las lámparas de estilo clásico.

- Iluminación: A propósito de las lamparillas en la estancia, la iluminación en este tipo de baños debe ser cálida e íntima. Precisamente por eso debes apostar por las luces tenues y no apostar de las halógenas (ni mucho menos abusar de ellas).