Barra de bar en el salón
En los últimos tiempos salir a tomar una copa con los amigos es muy difícil debido a la crisis. Por este motivo, los fines de semana muchos de nosotros optamos por quedarnos en casa y ver una película o cualquier otra cosa que den por la tele. Pero existen alternativas mejores. ¿Qué te parece si invitas a tus amigos y tomáis algo en tu casa?

Con una barra de bar en tu salón serás la envidia de todos tus amigos. Ya no necesitarás salir de casa para pasar un rato agradable con ellos. Es una idea genial tanto para los más fiesteros como para los más solitarios, que podrán tomarse una copa escuchando música o en el más absoluto silencio.

Una mesa de bar con dos o tres sillas altas hará de tu salón un lugar muy especial. Dependiendo de la estructura de tu salón, podrás colocarla en un lugar u otro. Lo ideal es que no la pongas cerca de los sofás. Por un lado, impedirás que se manche con algún descuido de alguien. Por otro lado, evitarás que haya la tentación de que tus visitantes se acomoden. Tampoco es adecuado colocarla cerca de cortinas por si se vuelva alguna copa o botella.

El huego de la escalera es un buen lugar para colocar la barra, en el caso de que dispongas de ella. Este hueco deberá ser lo suficientemente amplio y no tendrá que ser sombrío ni muy cerrado.

En cuanto la elección del mueble, lo ideal es que esté acorde con el resto del mobiliario del salón en cuanto a materiales y colores. Como el mueble-bar ya no es lo habitual en las casas más modernas, lo mejor es que coloques unas estanterías detrás de la barra para poner las bebidas. También puedes optar por poner armarios con puertas transparentes.