Barra y mueble-bar para una decoración anti-crisis
Los hábitos y costumbres de ocio y copas fuera de casa están cambiando en los últimos tiempos, bien sea por razones económicas, lo que nos obliga a reducir ese tipo de salidas, o bien, la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados. Todo esto ha traído consecuencias en lo que a decoración del hogar se refiere, ya que cada vez son más las personas que están optando por redecorar un pequeño espacio del salón de sus casas y convertirlo en un pequeño bar donde tomar una cervecita bien ambientada.

Otra forma es crear un rincón acogedor, con poca luz y muebles bajos esquinados y una pequeña mesa central, lo que le da un aire de pub a la hora de tomarse una copita en casa. Cualquiera de estas opciones resulta muy práctica y económica, y tiene grandes beneficios para nuestra salud mental, ya que es un modo de reunirse en pareja o con amigos para pasar un rato agradable, pero sin tener la pesada sensación de estar siempre en el sofá de la sala.

Barra y mueble-bar para una decoración anti-crisis
Cuando yo era pequeña, recuerdo que mis padres tenían un carrito de camarera donde servían las copas a los invitados que recibían en casa, después, se pasó al mueble-bar, incorporado prácticamente en todas las creaciones actuales de muebles de salón, y por último, las casas que tenían la barra americana, más bien destinada a aprovechar espacio separando la cocina del comedor.

En la actualidad tienes gran variedad de diseños individuales que te permitirán tener tu rinconcito de copas en casa en un solo mueble, ya que son como pequeños bares con su barra, capacidad para bebidas y cristalería, y se acompañan de taburetes de diseño y gran comodidad. Esta opción es muy útil, práctica y económica, ya que no necesitas realizar ningún tipo de obra para instalarlo por ser, simplemente, un mueble auxiliar.