Barras de cocina americana
La cocina es uno de los lugares con más magia de la casa, o al menos a mí así me lo parece. En ella no solo cocinas, sino que puedes hacer vida para más que comer, como tomar un café o estar de charla en la mejor compañía. Si le sabes sacar partido, sin duda será una de las estancias que más puedes disfrutar, tanto en soledad como en familia.

El problema que nos solemos encontrar últimamente es que los pisos ya no se construyen tan amplios como antes, ahora quieren poner cuantos más mejor en un edificio, lo que hace que todas las estancias sean pequeñas para así hacer más. Las estancias más perjudicadas con estas nuevas medidas son sin duda alguna la cocina y el cuarto de baño.

Cocinas pequeñas

Al tener una cocina pequeña, hay que buscar fórmulas que permitan aprovechar al máximo cada metro, y algo que sin duda ayuda es poner una barra americana. Estas barras sirven para sentarse a disfrutar de cualquiera de las comidas del día, y no ocupan tanto espacio como una mesa y sus correspondientes sillas. Además, en muchos casos se pueden utilizar como separación entre la cocina y el salón si es todo un espacio abierto.

La barra americana, su nombre en concreto, tiene su origen en las casas de Estados Unidos, ya que allí casi todas tienen la cocina abierta al salón, como si fuera un único espacio y sea cual sea su tamaño. Aunque hay mucha gente que rechaza este concepto porque cree que los olores de la cocina invaden el salón, lo cierto es que no siempre es así y cada vez más personas apuestan por este tipo de cocinas.

¿Dónde colocarla?

– Bajo la ventana: colocando la barra bajo la ventana aprovechas ese espacio y tienes libre el resto de la cocina. Es ideal en todo tipo de cocinas, especialmente si el paisaje a través de la ventana es agradable como para disfrutarlo mientras comes.

– Unión con el salón: si colocas la barra de forma que separe la cocina del salón, puedes poner los taburetes por el lado del salón, así se unificarán los dos espacios y tendrás más en la cocina al no tener los taburetes ahí.

Barras de cocina americana
– Barras isla: también están muy de moda las barras isla, que son las que van a modo de isla en el medio de la cocina. Suelen estar abiertas por un lado y son muy cómodas ya que tienen mucho espacio para estirar las piernas y hacer la sobremesa.

– Pared: otra opción es colocar la barra saliendo de la pared, e incluso que sea una barra plegable para que no ocupe espacio cuando no la utilices. Es perfecta para apartamentos muy pequeños en los que no cabe una mesa.