Básicos para la decoración nórdica
Mucha gente no lo sabe, pero el estilo nórdico tiene mucho que ver con la historia, la geografía, el clima y la forma de vida de los países escandinavos. En esta zona del planeta, el sol se pone muy temprano durante el invierno y el hogar se convierte en el principal lugar de reunión de amigos y familia, por lo que se cuidan mucho aspectos como la iluminación, el espacio y los detalles.

Debido a la influencia de IKEA en nuestras vidas, entre otros motivos, el estilo nórdico o escandinavo está hoy en día más en auge que nunca y aunque nuestras condiciones de vida no sean las mismas que en el norte de Europa, podemos introducir este tipo de decoración en nuestros hogares. Te hablamos de los básicos del estilo nórdico a continuación.

Colores

Una de las claves de la decoración nórdica es el uso del blanco en paredes, techos e, incluso, muebles para atraer la luz. Estos son combinados con gris, beige e, incluso, marrón, que suele usarse en muebles de madera. Para darle un toque alegre a la distancia, se utilizan colores vibrantes en los detalles.

Básicos para la decoración nórdica

Iluminación

En cuanto a la iluminación, se da prioridad a la luz natural aprovechándola al máximo, aunque se debe tener suficiente iluminación artificial, tanto directa como indirecta.

Muebles y textiles

Respecto a los muebles, destacan las piezas de líneas rectas y formas sencillas, que ayudan a crear ambientes tranquilos y equilibrados. Por supuesto, se da prioridad a la madera tanto en muebles como en otros detalles más pequeños, ya que proporciona calidez en las estancias. Por otro lado, se emplean tejidos provenientes de la naturaleza y de la geografía de los países nórdicos, como el algodón y el lino, además del cuero y las pieles en sofás, mantas y alfombras.

Básicos para la decoración nórdica

Minimalismo

Por último, hay que tener en cuenta que la decoración nórdica es bastante minimalista, lo que quiere decir que es importante que cada uno de los muebles tenga una función determinada. Así, no deberá haber en tu hogar cosas que no uses o que no aporten un significado. Eso sí, tendrás que añadir elementos decorativos como cuadros y portarretratos.