Basura transformada en casas portátiles para los sin techo
Maravilloso nos parece el proyecto que ha puesto en marcha Gregory Kloehn, que transforma la basura en originales hogares móviles para todas aquellas personas sin hogar, una realidad frecuente en muchas áreas urbanas, incluyendo Oakland, California, ciudad natal del artista.

El Homeless Homes Proyect (en castellano “Proyecto Casas para los Sin Techo”), es una iniciativa impulsada por la comunidad en la que el artista ha visualizado una solución para los sin techo y para la gestión de residuos de bajo coste, práctica y, sobre todo, muy imaginativa para la construcción de refugios habitables para quienes viven en las calles. Y como puedes ver, el resultado ha sido, además de hermosos, muy original. ¿Quieres saber más acerca de este interesante proyecto? ¡Pues atento!

Un objeto de esperanza y felicidad

Con este proyecto, Kloehn consigue poner solución a dos problemas actuales de la sociedad: se recicla todo tipo de basura amontada en las calles, lo que supone reducir la influencia del dinero en el proceso de construcción, mientras se transforman los residuos rechazados en un “objeto de esperanza y felicidad”, tal y como afirma el artista.

Basura transformada en casas portátiles para los sin techo

Casas hermosas y prácticas

Lo mejor de estas casas es que son hermosas y muy prácticas. Llenas de vibrantes colores, tienen puertas y ventanas para su correcta ventilación, y disponen de ruedas para que las personas que viven en la calle puedan desplazar su casa a cuestas, algo muy práctico teniendo en cuenta el modo de vida nómada al que están habituados los sin techo. Lógicamente, son pequeñas, y únicamente hacen de cobijo para las noches frías y los días más tempestuosos.

Basura transformada en casas portátiles para los sin techo

Estructuras de madera

Así, en las casas que el proyecto Homeless Homes Proyect ha construido, hemos podido ver puertas de lavadora que hacen de ventanas y espejos, puertas y ventanas que dejan pasar la luz del día. Eso sí, cuentan con cerraduras para dar seguridad y privacidad a los residentes. Las estructuras son generalmente de madera, y los techos de plástico provienen de claraboyas.