Cómo ser un buen decorador de interiores
Si te gusta la decoración es posible que tengas un sueño: convertirte en un buen decorador de interiores. Dedicarse a la decoración de interiores es algo que se lleva dentro de uno, es vocación absoluta. Es posible que desde pequeño hayas sabido combinar bien los colores, materiales, texturas…y que empezases a desarrollar tu talento en tu propia casa o en casa de tus padres, ¡ha llegado el momento de dar un salto!

Hoy quiero hablarte sobre cosas que debes saber si te quieres convertir en un buen decorador de interiores, porque teniendo en cuenta los siguientes puntos, sin duda lo podrás conseguir y estarás listo para buscar los estudios necesarios para poder obtener el título para ser decorador de interiores.

Hay una diferencia entre decoradores y diseñadores de interiores

¿Cuál es la diferencia entre los decoradores y diseñadores de interiores? En una palabra: la educación. Cualquiera puede convertirse en decorador de interiores, alguien a quien le guste jugar con los colores, las telas y los tejidos y que tenga talento para conseguir buenos resultados, puede imprimir algunas tarjetas, promocionarse, conseguir clientes e ir creciendo… pero se necesita una buena base y un aprendizaje continuo para ser un auténtico profesional en la decoración de interiores y no sólo dedicarse a esto “porque se te da bien”. Si quieres trabajar en el mundo de la decoración y diseño de interiores, deberás tener unos estudios acreditados como requisito imprescindible.

Cómo ser un buen decorador de interiores

Deberás tener buenas habilidades

Aunque este punto puede parecer realmente obvio no siempre lo es. Si tienes el fin de convertirte en un diseñador de interiores, será necesario que trabajes tu habilidad para el color, que trabajes los espacios, que entiendas de arquitectura y que además los textiles sean tu punto fuerte.

Que te guste la decoración y todos tus amigos alaben lo bien que decoras tu hogar no significa que seas un excelente decorador o diseñador de interiores, pero sin duda es una buena señal que deberá ayudarte a coger el impulso que te falta para empezar a labrar tu camino. Porque como bien sabrás, lo primero que se necesita para poder tener una carrera exitosa es seguir tus pasiones.

Deberás tener una buena cartera de clientes

Una vez que estés en mitad de tu camino como decorador de interiores y al fin tengas tus estudios y puedas dedicarte a esto de forma profesional, entonces, podrás pensar en empezar a tener tu cartera de clientes para conseguir trabajar en lo que te gusta de forma activa.

Cómo ser un buen decorador de interiores
Y es que cuando se trata del trabajo de un decorador de interiores, una imagen vale más que mil palabras. Puedes hablar todo el día sobre colores y textiles, pero a menos que tengas una cartera pendiente e imágenes para poder enseñar tus diseños y tus proyectos, tus éxitos serán pocos y distantes entre sí. Es necesario que siempre lleves contigo una muestra de tu trabajo, ¡así empezarás a ganarte a las personas y ellos empezarán a creer en ti!

Si acabas de sacarte el título y eres nuevo en el mundo del trabajo decorativo, un consejo es ofrecer tus servicios a un precio muy reducido. Es una forma de conseguir una cartera y de empezar a conocer comerciantes, proveedores y empezar a desarrollar una buena red de contactos que pueda hacer que tu trabajo sea mucho más eficiente.

Cómo ser un buen decorador de interiores
Es necesario ser humilde y saber que nadie nace aprendido, que la práctica hace al maestro y que es necesario tener en cuenta que todos empiezan desde abajo. El esfuerzo, la experiencia y una buena comunicación con las personas puede convertirse en una fuerza de éxito en el campo de la decoración de interiores. Y lo más importante… ¡cree en ti siempre!