Buenas ideas para decorar con espejos
Una correcta distribución, orientación y tamaño óptimo de los espejos puede modificar de forma asombrosa los espacios, creando efectos visuales realmente sorprendentes. Y es que estos objetos son uno de los elementos decorativos más sencillos de instalar y uno de los que más posibilidades ofrecen a la hora de darle un aire nuevo a una estancia determinada.

Los espejos son capaces de dar un estilo más actual, alegre y luminoso a tu vivienda, independientemente de si los colocas colgados de la pared, apoyados sobre el suelo o en alguna repisa. Para que puedas sacarle el máximo partido, nosotros vamos a darte unas buenas ideas para decorar con espejos. ¿Preparado?

Recibidor

Colocar un espejo en el recibidor es algo de lo más común. Sin embargo, esto puede convertirse en una idea genial en aquellas casas con jardín, ya que éste podría reflejarse dentro de tu vivienda y doblar las vistas. Además, si necesitas más espacio en este lugar de la casa, un espejo te podrá ayudar a ampliar visualmente el espacio.

Buenas ideas para decorar con espejos

Composición de espejos

También es buena idea que coloques una composición de espejos de distinto formato y forma en la embocadura de la chimenea o sobre una consola, por ejemplo. Esto te servirá para crear un foco de atención en una pieza que quieras destacar. Por otro lado, es buena idea que acompañes los espejos de objetos de cristal o metal para acentuar el efecto de puntos de luz.

Buenas ideas para decorar con espejos

Armarios y puntos de luz

Otra manera de utilizar espejos en la decoración es colocando uno de estos útiles objetos en el armario para rebajar su peso. Además, de este modo reducirás el espacio necesario frente al armario.

Por último, te recomendamos que arriesgues y te decantes por espejos labrados, tramados o envejecidos, que aportarán a la estancia un plus decorativo.