Cómo tener un cabecero de cama original y barato
Tener un cabecero de cama original no significa que tengas que gastar demasiado dinero en ello. Existen ideas baratas y asequibles que te ayudarán a tener un cabecero de cama original y que incluso podrá ser la envidia de tus amigos y familiares, ¡porque será increíblemente bonito y no te habrá costado apenas nada! Con un poco de originalidad y creatividad podrás conseguir grandes resultados.

A continuación vas a encontrarte con algunas ideas de lo más originales para que escojas el proyecto que más te interesa y ponerlo en práctica en tu dormitorio. O quizá algunas de estas ideas te sirvan para poder pensar en otras ideas que vayan mejor a tu personalidad, tu estilo o a la decoración de tu dormitorio. ¡Apunta todas las ideas y escoge la que mejor vaya contigo!

Una cabecera de madera

No es necesario que tengas que comprar un cabecero de madera en la tienda para tener un buen resultado. En una carpintería o en una constructora suelen tener trozos de madera de sobra o incluso puedes conseguir palets. Sólo tendrás que juntar las maderas hasta que tengas el tamaño del cabecero ideal y que puedas ponerla como cabecero. Después lo ideal es que lijes la madera, la pintes y la barnices para que quede con un buen aspecto.

Cómo tener un cabecero de cama original y barato

Con puertas viejas

Las puertas viejas también pueden ser una gran idea para tener un cabecero de madera. Si en tu casa tienes puertas viejas del mismo tamaño que debes reemplazar o conoces a alguien que vaya a deshacerse de ellas y tú necesitas un cabecero, ¡no pierdas la oportunidad! Deberás cortar las puertas para tenerla a la altura deseada o ponerlas en horizontal una encima de la otra y que estén bien encajadas. Así podrás conseguir el mejor tamaño para el cabecero de tu cama. Después lija todas las partes que pueda tener desgastadas y que quede lisa, después pinta las puertas del color que más te guste pero que encaje en tu decoración… ¡y a disfrutar de tu cabecero bien económico!

Madera vieja con funda de tela

Si la idea de conseguir tablones de madera te gusta para ponerlos como cabecero en tu hogar pero pintarla no te convence mucho tienes otra opción para contar con la madera. Puedes conseguir una madera vieja y que tenga el tamaño adecuado para tu cabecero de cama, pero en lugar de pintarla puedes crear una funda de tela para que quede bien decorado y con mucha personalidad. Con este método conseguirás crear un estilo único porque tienes la posibilidad de escoger el diseño que más te guste de tela para que encaje en tu dormitorio. ¡Seguro que quedará espectacular!

Cómo tener un cabecero de cama original y barato

Pintarlo en la pared

Si tienes poco espacio en tu dormitorio y crees que poner un cabecero puede ser una molestia porque ocupará demasiado en la estancia, puedes optar por la opción más barata de todas: pintar el cabecero en la pared. Así que si tienes dotes artísticas no debes descartar esta opción. Pon tu imaginación a prueba y empieza a pensar qué puedes pintar para que sea tu cabecero de cama. Puedes pintar un cabecero de forja, una imagen que te guste o cualquier otro diseño que te parezca adecuado.

Papel pintado

El papel pintado también es una opción barata que te ayudará a ahorrar espacio ya que el papel se pega directamente en la pared. Puedes pensar el tamaño que quieres dedicar al cabecero con el papel pintado justo detrás de la cama y crear una ilusión magnífica. Esta opción también es ideal porque podrás escoger el diseño que más te guste, ¡y tienes muchos para elegir!

Cómo tener un cabecero de cama original y barato
¿Se te ocurre alguna idea más? ¡Compártela con nosotros!