Camas con canapé
Nuestro dormitorio es una de esas estancias en las que siempre falta espacio para el almacenaje, ya que por mucho que tengas un armario bien grande, seguro que te encantaría poder tener un poco más. Es entonces cuando se convierte en una excelente opción tener una cama con canapé, que es esa cama que se levanta por una de las partes del colchón y tiene debajo un espacio muy amplio para almacenar.

Hace ya varios años que las camas con canapé aparecieron en nuestras vidas, un extraordinario invento de algún diseñador de interiores que quería hacer que pudiéramos tener más espacio para guardar mantas, sábanas, edredones, etc. Los primero modelos eran en realidad cajones forrados que iban debajo el somier, y el diseño evolucionó hasta lo que es hoy.

Fácil funcionamiento

Camas con canapé
Este tipo de camas son perfectas no solo si te falta espacio para almacenaje, también en el caso de que el dormitorio sea pequeño, así podrás utilizar su espacio en vez de poner una cómoda, por ejemplo. Su utilización es muy sencilla, y para levantar el somier no hace falta tener una fuerza extraordinaria, simplemente levantas un poquito y se abre solo.

Almacenaje extra

Lo más habitual es guardar ahí los textiles de cama, así no estás a diario sube-baja el somier, aunque podrías hacerlo ya que el mecanismo es muy sencillo. En realidad puedes almacenar lo que quieras, ya que es todo el espacio amplio, sin divisiones, lo que te permite guardar cosas más grandes, como la tabla de la plancha y esas “cositas” que suele ser difícil encontrarles un hueco por su tamaño.

Camas con canapé
Por supuesto, puedes crear divisiones si así lo deseas, utilizando cajas, telas o divisores de los que ya se venden para canapés o armarios en tiendas especializadas. Hoy en día hay multitud de opciones, así que no tienes excusa para no tener el dormitorio bien ordenado y todo más que almacenado en su propio espacio. Además, ahora ya no son tan caras estas camas, y sin duda merece la pena la inversión porque la amortizarás doblemente, por el almacenaje y por su uso como cama, que obviamente es el principal.