Camas nido de última generación
En la década de los 80, el concepto de cama nido irrumpió en gran cantidad de hogares, donde este nuevo concepto de mueble cama cubría necesidades tan básicas como la de ahorrar el espacio que unas camas gemelas ocupaban previamente, gracias al sistema de extracción que te posibilita el hecho de tener una cama debajo de la otra.

Pasada esa primera época de gran aceptación, la cama nido fue quedando relegada a cumplir su función de cama ocasional para visitas, por lo que se le dio más uso en salas de estar, como sofá diario, al que podías utilizar de vez en cuando, si necesitabas una cama adicional, por lo que fue desapareciendo de los dormitorios, que era su ubicación inicial.

Camas nido de última generación
En la actualidad, el concepto de cama nido viene renovado y vuelve a instalarse con fuerza en multitud de habitaciones, retomando sus raíces de cama principal. Esta regresión viene dada del nuevo aire que están tomando sus diseños más actuales, que cumplen la función de doble cama y también cajonera, algo de lo que carecía en su primera edición.

Además, los nuevos diseños ya no atienden tan sólo al sistema frontal de extracción, sino que podemos encontrar modelos, como el de la primera fotografía, donde vemos que las 2 camitas yacen en un lateral, mientras que una cajonera ladeada hace las veces de sofá y de base para las camas, por lo que no es necesario usar el colchón para estar sentado, sino sólo para dormir.
Camas nido de última generación
Del mismo modo, los diseños tradicionales también juegan al trío de 2 camas + cajonera, y podrás encontrar diferentes modelos, aunque la gran diferencia entre ambos está en que unos muestran la estructura al aire, mientras que otros la ocultan con embellecedores que simulan ser una segunda cajonera, como puedes ver en las dos últimas fotografías.