Camas originales
80,90, 105, 130, 150, 200… ¿Sabes de qué te estamos hablando? Pues nada menos que de las medidas de las tradicionales camas individuales o de matrimonio, estructuras que de toda la vida se han basado en esas formas rectangulares y en las cuatro patas que la sostienen.

Sin embargo, existen algunas alternativas interesantes que podríamos utilizar en la decoración de nuestras estancias siempre y cuando dispusiéramos del espacio suficiente para llevar a cabo cada una de las ideas. ¿Te gustaría conocer todas las posibilidades que se encuentran en el mercado? Entonces echa un vistazo, ¡probablemente nunca hubieses imaginado algo así!

Camas redondas: Para nada son una novedad, pero sí que es cierto que no son demasiado utilizadas para la decoración tradicional de los hogares. Ya sabes, si quieres sorprender con algo diferente pero fácil de encontrar apuesta por una de estas estructuras circulares.

Camas originales
Camas altas: Pueden ser las estructuras de tipo litera con una sola cama en la parte superior que encontrarás fácilmente en IKEA (con la parte inferior hueca para crear otro espacio) o bien estructuras algo más complicadas como las de altísimas y robustas patas o aquellas que se sostienen en la parte superior de la pared y el techo sin ninguna base inferior. Desde luego, un trabajo que solo puede llevar a cabo un gran profesional.

-‘Bed-up’: Se trata de un nuevo concepto de estrcutura de cama que se ‘guarda’ en el techo durante el día y que podemos bajar hasta el suelo para descansar durante la noche. ¡Es ideal para hogares reducidos!

Camas originales
– Superficies ovaladas: Las hay más discretas y fáciles de integrar en la decoración de la mayoría de dormitorios (la base se encuentra ligeramente curvada), pero también existen algunos modelos insólitos como aquellos que crean enormes estructuras ovalada por encima de la zona del colchón como si de un innovador y contemporáneo dosel se tratase.

– Para los niños: Hay un montón de formas de dar rienda suelta a su imaginación gracias a camas que se transforman en coches de carreras, castillos, barcos pirata o casas de árbol, por ejemplo.

Echa un vistazo a nuestra galería, ¡las ideas son sorprendentes y de lo más divertidas!