Camas prácticas para dormitorios pequeños
Hoy en día el que tiene un piso de más de 60 metros tiene un tesoro. Sin embargo, la gran mayoría debemos conformarnos con pisos de reducidas dimensiones donde sacar el máximo partido a cada rincón es el principal reto que se plantea en el proceso de decoración.

En el caso de las habitaciones este es un objetivo todavía más difícil, y es que no solamente debemos conseguir un espacio visualmente agradable y estético sino que además debemos convertirlo en un lugar práctico donde poder realizar varias actividades además de conseguir buenos espacios para el almacenamiento.

¿Cómo lograrlo? Haciendo una buena elección en lo que a la cama se refiere.

Las siguientes son algunas de las estructuras más prácticas para los dormitorios con pocos metros, así que te recomendamos analizar tu espacio, tus gustos y la practicidad de cada una de ellas para escoger la más apropiada:

Camas prácticas para dormitorios pequeños
Con cajones o canapé: Son unas de las más utilizadas aunque no demasiado más prácticas que las tradicionales, y es que sencillamente aprovechan el espacio bajo la cama que también conseguiríamos colocando algunas cajas bajo la estructura tradicional. No obstante, la comodidad es un factor que juega a su favor.

Camas prácticas para dormitorios pequeños
Cama alta: Puedes conseguirla con una estructura similar a la litera y con una sola cama superior o bien colocando una estructura que se soporta directamente en las paredes y el techo (la primera opción resultará más económica). Este tipo de cama permite que puedas utilizar todo el espacio libre inferior que de otra forma perderías: escritorio, armarios, zona de descanso… ¡la finalidad la eliges tú!

Camas prácticas para dormitorios pequeños
Camas plegables: Estas prácticas camas son una maravilla para las estancias que precisan espacio libre durante el día, y es que pueden plegarse hacia la pared ocupando apenas los centímetros del colchón (alrededor de 15cm) y los de la base de madera de la cama. Aunque es ideal para la habitación de los niños, también puede resultar perfecta para despejar un poco los dormitorios de matrimonio más abarrotados.

Camas prácticas para dormitorios pequeños
Bed-up: Originales como ningunas, estas innovadoras camas poseen un sistema que permite guardarlas en el techo (literalmente) y bajarlas de su rincón solo para aquellos momentos en que vayamos a utilizarlas.

Cualquiera de ellas supone tener beneficios respecto a las camas tradicionales, así que no lo dudes… ¡Pueden ser la solución a tus problemas de espacio!