Camas trineo
¿Conoces las camas trineo? Seguro que las has visto alguna vez, aunque es muy posible que por el nombre no te suenen, así que vamos a explicarte en qué consisten.

Las camas trineo tienen la cabecera y el respaldo de los pies en forma curvada o enrollada, al igual que los trineos tirados por los perros, de ahí el nombre. Pueden encontrarse en madera, acero, hierro, aluminio mimbre e, incluso, cuero, pero sea cual sea su material, se convertirá en el centro de cualquier dormitorio. Pero estas camas no solo ofrecen estética, sino que también proporcionan comodidad, relajación y confort. ¿Quieres conocer un poquito más sobre ellas?

Camas trineo

Un poquito de historia

Las camas trineo se hicieron muy populares durante la época victoriana, pero con el tiempo han sido capaces de ganar todavía más popularidad. De hecho, aunque los diseños contemporáneos han evolucionado mucho, los primeros fueron creados de acuerdo a la influencia francesa y norteamericana en el siglo XVII, inspirada en los diseños antiguos romanos y griegos.

Comodidad ante todo

Como te hemos comentado anteriormente, hoy en día no solo ofrecen diseño. En la actualidad están fabricadas con materiales de calidad, por lo que la comodidad es indiscutible. Además, pueden encontrarse camas trineo en todos los tamaños, incluido el king size, uno de los más vendidos últimamente.

Camas trineo

El centro de la decoración

En mi opinión, esta cama es perfecta para ponerla justo en el centro del dormitorio, donde se convertirá en el punto principal de la decoración, consiguiendo, además, que la estancia esté organizada de una manera original. Y si el tamaño de tu habitación no lo permite, también puedes colocarla apoyada en la pared sin que pierda su encanto, aunque debes tener mucho cuidado con el resto de la decoración para que la cama no pierda su gracia.