En ocasiones, nos gustaría dar a la decoración de nuestra casa un giro de 360 grados, pero no lo hacemos por falta de dinero, tiempo o ideas. Es posible renovar y embellecer la apariencia de nuestro hogar haciendo uso de diez simples ideas que te costarán muy poco y con las que obtendrás los resultados deseados.

1. Renovar las cortinas. Algo tan simple como las cortinas pueden cambiar totalmente el aspecto de una vivienda. Quizá es hora de deshacerse de las actuales y apostar por otras de un color más atractivo que van a contribuir a dar un toque diferente a las habitaciones. Si apuestas por un estampado, elige uno discreto que combine con la atmósfera general de tu casa.

2. Cambio de sillas. Estos pequeños muebles, además de su evidente función práctica, juegan un papel importante en la decoración de la mayoría de los cuartos, como el salón o la cocina. En el mercado actual, pueden encontrarse sillas de curiosos modelos que pueden ser las encargadas de dar la nota diferenciadora. Sillas clásicas, vintage, vanguardistas, rústicas o minimalistas que rompan con la temática del resto de los muebles proporcionando un gracioso efecto. Si deseas conservar las que tienes, prueba a tapizarlas tú misma, ayudándote de una tela atractiva y un poquito de maña. No es necesario que todas las sillas sean idénticas, combinar colores, formas y estilos alrededor de una misma mesa da un toque moderno, elegante y distintivo a la salita de estar o comedor.

Cambia el aspecto del hogar en sólo 10 pasos
3. Alfombrar el suelo. Especialmente en esta época en la que las bajas temperaturas no tardarán en aparecer, una bonita alfombra en un sitio estratégico puede vestir la casa de una forma imprevisible, además de prepararla aún más para el invierno. Recupera esa alfombra que lleva años guardada en el trastero y piensa en qué rincón lucirá más. Debajo de una mesa, por ejemplo, puede ser una opción acertada, además de ayudar a preservar el suelo. La alfombra creará un espacio separador y diferenciador del resto del cuarto.

4. Iluminar las tardes de un modo diferente. Decir adiós a las típicas bombillas y lámparas y apostar por nuevos modelos contribuirán de forma segura al cambio de look de la vivienda. Existen bombillas de colores que pueden dar un aire diferente a un lugar particular de la casa (por ejemplo, en uno de los rincones del salón). Las lámparas, de pie, de pared o de mesa de diferentes modelos también ayudarán a lograr esa renovación que buscamos.

Cambia el aspecto del hogar en sólo 10 pasos
5. Decorar con cuadros. Los cuadros visten y adornan, llegando a ser un importante aspecto de la decoración de una habitación, tanto por la función estética de la imagen en sí como la del mismo color del marco. Combinar dos o tres colores en los diferentes marcos, que a su vez sigan la estética general de la habitación, es una práctica que dará sus resultados. Si te gusta el arte contemporáneo, puede ser el momento de adquirir- o pintar- nuevas láminas.

6. Decorar con componentes naturales. Las plantas y flores son elementos decorativos muy importantes, con muchas posibilidades, muy económicos y un acierto seguro. Rosas, lilas, tulipanes o incluso bonsáis. Cualquier flor otorga una función decorativa, pudiendo decantarte por flores azules si las paredes de un cuarto en particular son de ese color, o margaritas, si se trata de un ambiente de aspecto más clásico. Además, puedes aprovechar los jarrones y tiestos igualmente como elementos decorativos.

Cambia el aspecto del hogar en sólo 10 pasos
7. Pintar un solo cuarto. No es necesario dar una mano de pintura a todas las paredes de la vivienda, pero -especialmente si todos los muros son del mismo color-, ¿por qué no pintar sólo una de las habitaciones para dar un toque original? Elige un color vistoso que contraste con el del resto de la casa y haz de él tu rincón diferente y particular. Pintar un cuarto pequeño uno mismo no tiene por qué llevar más de una tarde.

8. Sacar partido a los espacios más luminosos. Detente a pensar unos minutos cuáles son los rincones de tu casa que reciben más luz y centra toda tu atención en ellos. Muchas veces dichos lugares se encuentran desaprovechados y nos damos cuenta que rara vez pasamos tiempo en ellos. Una distribución de los muebles en base a éstos es una sencilla y económica idea. Se trata de trasladar al punto de luz natural los muebles que utilizamos más a menudo al cabo del día. Hazlos atractivos para toda la familia con una librería, una mesa de juegos, diversos cojines, pufs, cestos de frutas y todo lo que se te ocurra para crear un espacio que invite a la estancia. La luz natural favorece, hace los ambientes más atractivos y crea bienestar.

Cambia el aspecto del hogar en sólo 10 pasos
9. La cocina también importa. No es necesario cambiar la cocina por completo. Simplemente localizar los pequeños puntos que afean el aspecto de esta habitación. Por ejemplo, si la tostadora que reposa encima de la mesa ya está oxidada o ha perdido su color, es fácil reemplazarla por otra nueva, más estética y de diseño más atractivo. Si los botes de especias apilados dan un aspecto descolocado a la cocina, quizá es buena idea hacerse con una caja o estantería bonita para ordenarlos y mejorar el aspecto general de la cocina. Los utensilios colocados en clavos a lo largo de la cocina en lugar de en un bote sin orden ninguno, reemplazar el salero y el pimentero por graciosas figuras que puedes construir tú misma, etcétera.

10. Dar una segunda vida a un mueble. Muchas veces estamos aburridos de un mueble determinado y tenemos tentaciones de tirarlo, pero con un poquito de imaginación, es posible darle una segunda oportunidad. Por ejemplo, pintándole de un color diferente más acorde con nuestra nueva decoración o cambiando su lugar y/o función. Ese mueble de madera del salón que ya sólo estorba puede ser una mesilla de noche azul celeste para el cuarto de invitados o un práctico organizador de utensilios en la cocina.

Con estas 10 recomendaciones podemos conseguir un auténtico “lavado de cara” en la decoración de nuestra casa.