Caminos para el jardín
Antes te hemos hablado de un complemento imprescindible para tu jardín en verano, la sombrilla. Ahora queremos hablarte de otro elemento que quedará genial en los espacios exteriores de tu hogar, el camino de paso. Éste es ideal para evitar las continuas pisadas sobre el manto verde de hierba. Además, es súper útil para resaltar el espacio y la belleza de esta zona de tu casa.

Lo primero que tienes que hacer a la hora de plantearte poner un camino en un jardín es su utilidad, que determinará tanto el material como la distribución del recorrido. Si lo que pretendes es crear un camino principal, que normalmente son los más transitados, lo ideal es que utilices materiales como ladrillos o adoquines, mucho más resistentes. Estos son ideales para aguantar la continua erosión a la que pueden estar expuestos. También te recomendamos que te decantes por opciones antideslizantes. Además, tanto los surcos como la rugosidad en los materiales pueden ayudarte a mantener el paso firme mientras recorremos el camino del jardín.

Caminos para el jardín
Si este camino será recorrido por vehículos, deberás acompañarlo de una solera de hormigón armado que permita aguantar el peso.

Por su parte, el recorrido de los senderos vendrá marcado por el uso natural que de nuestro jardín hagan las personas que lo visitan. Si facilitas un paso útil para quienes lo recorran, evitarás atajos que puedan dañar el césped o las flores que decoran este espacio.

Si quieres crear un camino más original y decorativo que el que ofrece la grava, el ladrillo o los adoquines, te recomendamos los pasos japoneses compuestos de losas o piedras naturales. Estos te ayudarán a resaltar la belleza, por ejemplo, de un estanque en un jardín. También las traviesas ecológicas de madera crearán un rincón acogedor.