Campanas extractoras extraíbles
Hay elementos que son imprescindibles en una cocina, como las campanas extractoras, que cumplen una función muy importante ya que absorben el humo que se produce al cocinar. Gracias a la campana, el ambiente no se cargará, siendo de agradecer especialmente cuando cocinas alimentos fritos o a la plancha, que son los que más humos producen.

Hoy en día hay una gran variedad de campanas extractores, entre ellas las extraíbles, ideales para espacios pequeños o para aquellos en los que no quieres que se vea pero tampoco prescindir de ella. Si quieres saber más sobre este tipo de campanas, sigue leyendo y te cuento lo más interesante.

Gran funcionalidad

Campanas extractoras extraíbles
Las campanas extractoras se suelen poner encima de los fogones o de las placas, pero en este caso no es así, ya que están escondidas y se ponen a la vista con tan solo pulsar un botón. Esta opción es también la mejor si tienes una isla en la cocina y es ahí en donde se hace la comida, ya que no habrá pared para ponerla pero sí espacio para que ubicarla en la propia cocinilla, por ejemplo.

Perfecta para cocinas de estilo minimalista o de espacio reducido, una campana extraíble le dará un toque sofisticado y fantástico al ambiente, además de cumplir su función con totales garantías. Como por arte de magia, la haces aparecer y desaparecer de la encimera en unos segundos. Su diseño es muy moderno, como no podía ser de otra manera, y lo cierto es que su estética es muy bonita en cualquiera de los modelos.

Campanas extractoras extraíbles
Al salir de la encimera, se puede apreciar una curvatura, que es lo que hace que los humos puedan eliminarse y no se quede la cocina congestionada. La verdad es que, a mi juicio, todo son ventajas, ya que además actualmente hay un gran número de diseños que te permitirán elegir la que mejor encaje en tu cocina.

Elegir la más adecuada

Campanas extractoras extraíbles
A la hora de elegir una campana extractora, tanto extraíble como fija, es importante que tengas muy en cuenta las medidas, ya que debe encajar perfectamente en el espacio disponible. La estética es también un punto que influye, pero lo principal es fijarse en el tamaño y la funcionalidad. Solo así conseguirás sacarle el mayor partido posible.