Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida
¿Alguna vez has soñado con vivir en una casa de madera? La verdad que las viviendas prefabricadas son un posible hogar al que no está acostumbrada nuestra sociedad a vivir y las asocia más para casitas de verano, para un camping…¿pero por qué no vivir en ellas de forma habitual durante todo el año? Se puede hacer a medida y si tienes un buen terreno podrás ponerlas donde quieras e incluso transportarlas a tu gusto.

Existen de muchos tamaños diferentes y si te gusta la naturaleza pero además vivir a tu aire sin vecinos y cómodamente esta es una opción estupenda y además, te sale mucho más económico que si quieres comprarte una casa o un piso con características similares, algo muy importante en tiempo de crisis. ¿Quieres conocer más acerca de las viviendas prefabricadas y modulares? ¿Quieres saber si podría ser tu futuro hogar? ¡Sigue leyendo!

Viviendas prefabricadas

Las casas de madera tanto prefabricadas como las modulares pueden competir perfectamente con una casa tradicional porque además tienen una gran duración, tanto que suelen tener una garantía de 10 años. Estas viviendas se adaptan al propietario y a sus necesidades siguiendo unos criterios, pero también podrías encontrar modelos de casas estándares. Están equipadas con todo lo que necesites, y si algo te falta sólo tendrás que añadirlo, porque como en las casas convencionales, se puede sin problemas.

Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida

La distribución

La distribución de este tipo de viviendas se adapta a las necesidades y también al número de personas que vayan a convivir en su interior, si hay más personas se incluyen más dormitorios, así se simple. Además el tamaño del comedor, la cocina o el número de lavabos también tendrá que tenerse en cuenta para que sea más amplio. Por ejemplo, el número de cuartos de baño dependerá de si vivirán varias personas en su interior que hagan uso de él de forma habitual o en cambio el uso de la vivienda será únicamente vacacional.

Todo son ventajas

Las casas de madera tienen muchas ventajas y deberás saber cuáles son para saber si realmente te gustaría o no vivir en una de ellas. ¿Quieres conocerlas? Sólo debes seguir leyendo.

La madera es un material que al ser muy versátil se adapta a casi cualquier modelo de casa que quieras si no te gustan los modelos estándar, podrás encontrar casas que respondan a tus necesidades más individualizadas.

Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida
Normalmente se tardan unos 90 días en su construcción, algo que hará que tenga un período corto de entrega de llaves y no te encontrarás sorpresas de precio final, siempre es un precio cerrado que no subirá a no ser que tú quieras añadir elementos que supongan gastos adicionales, esto es lo que lo hace realmente competitivo y atractivo.

Al poder estar construida totalmente a medida podrás elegir los materiales, los acabados y el espacio necesario. La calidad de este tipo de viviendas son los mismos que una casa convencional, pero con más ventajas y es que son más cálidas en invierno, más frescas en verano y gracias a la madera se controlan los niveles de humedad, gracias a todo esto no es necesario un uso abusivo de la climatización.

Estamos hablando de una construcción totalmente ecológica puesto que es rápida, limpia y no se necesitan muchos elementos contaminantes para su desarrollo. Además la madera es un recurso renovable y debe tratarse con responsabilidad.

Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida
Si te gusta las fachadas de las casas tradicionales no hay problema porque podrás conseguirlas añadiendo cemento a su construcción y verás que los resultados son espectaculares.

Además, si la construcción tiene todos los requisitos legales, el ayuntamiento de tu localidad no tiene por qué negar su construcción.

Algunas desventajas

No todo puede ser bueno, puesto que a todo en esta vida se pueden encontrar los puntos negativos de las cosas por lo que aquí también te explicaré algunos aspectos no tan positivos de las casas de madera para que de este modo puedas valorar si realmente te merece la pena vivir en este tipo de viviendas de forma habitual.

– Las viviendas prefabricadas no se revalorizan como las casas tradicionales por lo que si quieres venderla en algún momento no obtendrías grandes beneficios económicos.

– Necesitarás trámites largos para poder construirla (licencia de obra y proyecto del arquitecto).

– Quizá en tu población no esté admitida en algunas zonas del mismo porque rompen la estructura tradicional del pueblo, la ciudad o del paisaje.

Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida
– Los diseños de las casas prefabricadas que son más elaborados y mucho más atractivos cuestan más dinero, aunque igualmente salga más económico que una casa tradicional, un montaje más trabajado sale más caro. En cambio, si optas por un diseño más económico por ahorrarte un dinero es posible que los acabados sean muy sencillos.

Encanto especial

Realmente las casas de madera tienen un encanto y una magia especial que no encontrarás en otro tipo de vivienda más tradicional, además son confortables, acogedoras y cálidas por lo que vivir en ellas de forma habitual puede ser una opción más que recomendable.

Eso sí, si te decides a adquirir una vivienda prefabricada de madera, ya sea casa o módulos debes cerciorarte de tener un buen arquitecto y un buen distribuidor a tu lado para conseguir que los acabados sean impecables y que se respete el máximo posible el medio ambiente.

Casas de madera: viviendas prefabricadas y modulares a medida
Después de descubrir todo esto que te he contado, ¿te decantarías por vivir en este tipo de viviendas de forma habitual o lo preferirías más para una opción vacacional?