Celosías para el porche y el jardín
Puede que este nombre no te resulte para nada familiar, pero puedes dar por hecho que lo has visto en numerosas ocasiones y que incluso habrás quedado prendado por el encanto que proporciona a los espacios exteriores.

Se trata de las celosías, trabajadas estructuras de madera de altísimo valor ornamental y práctico que servirán para crear pequeños rincones con encanto en tu porche o jardín.

Celosías para el porche y el jardín
Las celosías son en realidad una especie de híbrido entre las paredes y vallas del jardín, y es que a pesar de que se presentan como una versión del tradicional muro, la madera con trabajadas formas geométricas hace que la estructura se aleje mucho de los mismos.

En este sentido, podrás utilizar una celosía tanto para crear un ambiente romántico en el jardín como para cubrir algunas de las ‘estancias’ exteriores del hogar como es el porche de la entrada: aunque puedes colocar una de estas estructuras de altura media a modo de barandilla, lo mejor para poder utilizar este rincón durante todo el año es cubrir el espacio hasta el techo con una celosía acristalada: zona de lectura, salita para las reuniones con amigos y familia, zona de relax, mini-comedor… ¡su finalidad queda en tus manos!

Celosías para el porche y el jardín
En el caso de que quieras cubrir el porche pero manteniendo parte del espacio al aire libre (sin cerrarlo como el resto de tu casa), una buena opción es colocar esta coqueta estructura hasta el techo y plantar algunas plantas trepadoras u enredaderas para que decoren el espacio y lo protejan de los temporales. De este modo conseguirás un porche fresco en verano y un espacio protegido de los fuertes temporales en invierno.

En definitiva, una forma magnífica de embellecer tu jardín dándole un aspecto más alegre y romántico.