Cerramientos para el jardín
Estamos en pleno verano y sin duda es ahora cuando más partido le sacamos al jardín y, en general, a cualquier espacio interior que tengamos en casa. Para poder disfrutar con tranquilidad y lejos de miradas ajenas, hay que elegir un cerramiento que nos dé la privacidad necesaria. Por suerte, hay varios tipos que se adaptarán a tu presupuesto y gustos, así que su elección no será complicada.

Hoy me gustaría hablarte de esos cerramientos naturales para jardín, concretamente de los tipos que se pueden encontrar y que están basados en su material. Bambú, mimbre, brezo, corteza de pino… todos ellos naturales y una excelente opción para ocultar tu jardín de las miradas indiscretas.

Brezo de ocultación

Cerramientos para el jardín
Se obtiene a partir de las ramas naturales del brezo, y se tejen con hilo de acero galvanizado cada 10 cm para evitar que se oxide, muy importante ya que se estropearía y se vería muy feo. Puede ser de diversos grosores, cuanto más grueso, mayor grado de ocultación. Cumple también una excelente función estética, ya que su aspecto es muy bonito una vez instalado.

Cañas de bambú

Cerramientos para el jardín
Se utilizan cañas de bambú de origen asiático para componer este cerramiento, en el que van cosidas con alambre galvanizado y con una distancia de unos 10 cm unas de otras. Ofrece un nivel medio de opacidad y se utilizan también en campings y grandes cerramientos agrícolas.

Helecho

Cerramientos para el jardín
Ofrece un cerramiento ligero con un nivel medio de ocultación ya que son varillas finas. Puedes fijarlo con alambre galvanizado o con un kit de fijación que encontrarás en tiendas especializadas. Su instalación es más sencilla que los anteriores.

Corteza de pino

Cerramientos para el jardín
Se utilizan láminas de corteza de pino, las cuales dan un aspecto más rústico al cerramiento, además de mucha resistencia y un alto nivel de ocultación. Dependiendo del uso que vayas a darle, puedes poner la corteza por las dos caras.

Mimbre

Cerramientos para el jardín
El mimbre es uno de los materiales naturales más utilizados hoy en día para los cerramientos en jardines, ya que su resistencia lo es también al sol y al agua, ideal para estar a salvo de climatología en cualquier momento del año. Además, su estética es fantástica.

Cañizo

Cerramientos para el jardín
Por último, están los cerramientos con cañizo, que tiene también un alto grado de resistencia y su nivel de ocultación es muy eficaz.