Clases de mesas para el salón
La mesa es junto con el sofá los dos elementos decorativos que no pueden faltar en ningún salón. En relación a la mesa, debe de ser una pieza bastante amplia y que combine a la perfección con el resto del salón.

En el mercado puedes encontrar una gran variedad en lo que a mesas para el salón se refiere, por lo que no tendrás demasiados problemas a la hora de conseguir hacerte con aquella que mejor se adapta al estilo decorativo del propio salón. Acto seguido te hablaré de los diferentes tipos de mesas que puedes encontrar a la hora de decorar tu salón.

Forma de la mesa

Según la forma, las mesas del salón suelen ser redondas o rectangulares. Si quieres algo diferente puedes optar por otra formas como ovaladas o elípticas. La mayoría de ellas suelen abrirse para hacerlas más grandes y conseguir que se sienten un mayor número de comensales.

Tipo de apertura

En relación a la forma de abrirse, las mesa de salón pueden ser apertura tipo libro, extensión de alas o la extensión de patas. En el primer caso la superficie de la mesa se desdobla y se consigue el doble de espacio. En el caso de la extensión de alas, se abre un lado de la mesa hacia la derecha y otro hacia la izquierda. El último tipo de mesa en función a su apertura, consiste en la extensión de patas y es el más aconsejable de todos. Para ello hay que estirar las patas de la mesa por un lado o ambos y conseguir de esta forma una mesa mucho más amplia.
Clases de mesas para el salón

Tipo de decoración

La mesa puedes elegirla según el estilo decorativo que haya en todo el salón. Si buscas algo clásico o tradicional, puedes optar por una mesa de salón rectangular de madera que combina a la perfección con dicho estilo. Si por el contrario, buscas algo más moderno y actual puedes optar por un tipo de mesa con colores intensos que combine con la modernidad de todo el salón.

Espero que hayas tomado buena nota y no pierdas detalle de las clases de mesas para el salón que puedes encontrar en el mercado y elijas aquella que mejor se adapta a tus gustos personales. Una buena mesa para el salón es clave a la hora de conseguir un espacio agradable en el que pasar tiempo junto a tu familia o amigos.