Claves de decoración para el estilo escandinavo
Quizá no lo conocieras por este nombre, pero seguramente sí que tendrás una imagen clara de lo que es el estilo escandinavo, una tendencia de interiorismo que se caracteriza por los muebles de líneas simples y lisas, las estancias claras y luminosas, limpias y ordenadas.

A pesar de todo, este tipo de diseño no es aburrido y meramente funcional, sino que tiene una apariencia moderna, energética y llena de vida, un estilo que se ha expandido especialmente gracias a IKEA, el gran almacén de muebles sueco que ya tiene cientos de tiendas alrededor del mundo.

Los espacios decorados al estilo escandinavo tienen una fuerte tendencia minimalista que queda reforzada por la simplicidad de cada uno de los elementos que componen el diseño. Así, por muy llena de que esté la habitación la sencillez de los elementos que encontramos en ella la hacen de todas forma amplia y luminosa a pesar de estar aprovechando cada rincón al máximo.

Claves de decoración para el estilo escandinavo
Para remarcar la apariencia de amplitud es preferible pintar las paredes en tonos muy claros, y es que aunque en otros estilos el color en la pared es requisito casi fundamental, en el diseño escandinavo se valora muchísimo el potencial del blanco como transmisor de luz.

El mobiliario perfecto para este tipo de decoración es sencillo, de líneas rectas y de colores claros como los blancos (puro o roto) o los tonos de madera más claritos. Tranquila, porque la nota de color la darán el resto de elementos de la estancia; de hecho, en este estilo es muy habitual encontrar sofás, lámparas, alfombras o cuadros de colores muy vivos que dan alegría a las estancias.

Conseguir este de aspecto juvenil y original en tu hogar es, además de muy fácil de encontrar (www.ikea.es), muy económico.