Claves de la decoración mediterránea
¿Te has propuesto darle un cambio de aires a tu hogar? Lo estés pensando o no, hoy vamos a hacerte una propuesta muy difícil de rechazar. Y es que vamos a sugerirte que decores tu casa al estilo mediterráneo, un estilo fresco y sencillo que nunca pasa de moda, un estilo que recuerda al mar y que es ideal para la época que se acerca: el ansiado verano.

Cuando nos referimos al Mediterráneo, pensamos en un estilo de vida más distendido y saludable, en la proliferación de la luz y en la amplitud de los espacios. Por eso, no es de extrañar que queramos que recrees estas características en el interior de tu casa. Lo mejor es que lograr este tipo de ambientes no es nada difícil. Te damos las claves para conseguirlo a continuación.

El azul del mar

El azul es el color por excelencia del estilo mediterráneo. Este color tan positivo crea sensación de limpieza, tranquilidad, luz y brillo y genera amplitud en el espacio. Junto al blanco forma un tándem ideal para sumergirnos en el verano.

Claves de la decoración mediterránea

Seguimos con el mar

En la decoración mediterránea tampoco deben faltar los detalles marineros, que pueden formar parte de los textiles y de otros adornos, como jarrones o cuadros.

Materiales y muebles

En cuanto a los materiales, debes tener en cuenta que el mediterráneo es un estilo muy conectado con la naturaleza, por lo que los elementos vinculados al mar y a la tierra son los más indicados para utilizar dentro de esta decoración. Así, lo mejor es apostar por los terracotas, el vidrio, las maderas talladas y mimbres, azulejos, el hierro forjado y el latón. Y a la hora de elegir los muebles, te recomendamos que estos no sean demasiado altos, ya que podrían robar el protagonismo al amplio espacio.