Claves del estilo kitsch
Aunque en su origen esta peculiar forma de decoración fue tremendamente criticada, a día de hoy los interiorismos más cool se valen del estilo kitsch para presumir de esa ola de modernidad y estridencia que tanto se ha puesto a la última.

Este estilo no busca la funcionalidad o la elegancia, sino una estética exageradamente ornamentada en la que resulta imposible encontrar un ápice de equilibrio o armonía… ¿Una locura? Puede que sí, ¡pero de lo más divertida!

Colores
Aunque en esta decoración casi todo vale, los colores tienden a ser de tonos muy estridentes como los amarillos, rosas fucsia, violetas, azules, rojos o verdes, por ejemplo.

Claves del estilo kitsch
Formas y materiales
Si bien no existe una regla escrita, este estilo tiende a utilizar las formas curvas con una infinita variedad de materiales que pueden (y deben ir) mezclados sin sentido por la estancia.

Así, la cerámica, el mármol, los plásticos, el cristal o el zinc son solo algunos de los materiales que podrías encontrar tanto en ornamentos como en el mobiliario.

Textiles
Siguen la línea de color anteriormente comentada, aunque también es cierto que se valen de toda clase de estampados para crear un continuo contraste en el que el animal print, los estilos retro o los florales, por ejemplo.

Decoración
En el estilo kitsch puedes utilizar ornamentos de muy distintas procedencias, estilos y culturas de fácil adquisición y a precios muy bajos.

Figuras religiosas, amuletos culturales (el gato chino, por ejemplo), esculturas, flores artificiales… En realidad, en este estilo no importa la calidad, la elegancia o la sofisticación de las piezas decorativas sino que estas resulten vistosas en el conjunto de la estancia, por lo que es difícil determinar las piezas clave o un límite que éstas no puedan traspasar.

Aún así, los espejos de molduras rococó pintados en colores llamativos o algunos cuadros de las mismas molduras con imágenes divertidas (perros, fotografías originales, etc.) son uno de los elementos más recurrentes en esta decoración.

Como ves, los grandes contrastes son la clave del estilo. Echa un vistazo a algunas imágenes para conseguir ideas y deja volar a tu imaginación… ¡Es todo lo que necesitas!