Claves del estilo pop art
¿Sabías que los sesenta van a volver a tu armario esta temporada? ¡Pero eso no es todo! También van a provocar una auténtica explosión de color en tu hogar. Ambientes atrevidos, detalles vibrantes y la estética retro son los auténticos protagonistas de esta corriente. ¿Se puede pedir más?

Así que ya sabes, si quieres llenar tu casa de vida, toma nota de las claves que vamos a darte a continuación para decorar tu hogar al estilo pop art. ¿Estás preparada?

Finales de los cincuenta

A finales de la década de los cincuenta empezó a extenderse en los Estados Unidos una nueva forma de entender el arte llamado pop art, dirigida a la audiencia de masas que llamaba la atención sobre lo aparentemente trivial. Así, los objetivos cotidianos se convierten en fuente de inspiración para los artistas: una lata de sopa, hamburguesas, patatas fritas… Como sabes, la figura más prominente de este movimiento fue Andy Warhol.

Claves del estilo pop art

El color lo es todo

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres introducir la estética pop art en tu hogar es que no es válida para estilos clásicos. Y es que se trata de espacios abiertos, alegres, juveniles y llenos de color, donde los juegos de contrastes son una máxima.

Los años sesenta, una fuente de inspiración

Los movimientos musicales y culturales de los años sesenta te servirán de inspiración. Detalles como los vinilos, las televisiones antiguas o las cartas de ajuste te servirán para darle ese toque especial a cualquier estancia. Lo mismo ocurre con las obras de Andy Warhol o Roy Lictestein, entre otros referentes del pop art, que deberán invadir el ambiente en forma de cuadros, textiles, vajillas… En definitiva, debes tener en cuenta que los complementos son los que marcan la diferencia.

Juegos de geometría

Por otro lado, debes tener en cuenta que en la decoración pop art también es típico el uso de diseños, materiales y estructuras mixtas. Además, todo vale cuando se trata de formas, mezclando círculos con rayas, rombos, cuadros…