Claves en la decoración de habitaciones infantiles
¿Se te ocurre algo más cambiante que la habitación de un niño? Esta estancia suele ser sencilla cuando el pequeño nace, un caos de juguetes cuando comienza a descubrir y experimentar y un espacio más ordenado para ayudarle a concentrarse y a estudiar.

Se trata de cambios que más tarde o más temprano deberán producirse en la habitación de tu pequeño, así que lo mejor es que estés preparado para adaptar su habitación en cada etapa de crecimiento. Pero más allá de las etapas, a la hora de decorar una habitación infantil deberás tener diferentes cosas en cuenta. Hoy en Interiorismos te damos las claves para tener éxito en esta tarea tan importante.

Un mobiliario que crezca con el niño

Lo primero que te recomendamos desde Interiorismos es que te decantes por un tipo de mobiliario que crezca con el niño. Aunque la inversión resulta mayor al principio, lo cierto es que finalmente te saldrá más económico y te permitirá no tener que hacer grandes cambios.

Materiales

Por otro lado, te recomendamos que te decantes por materiales nobles como la madera, pinturas ecológicas, tejidos naturales, luz natural y ventilación para que el espacio sea lo más saludable posible.

Claves en la decoración de habitaciones infantiles

Zona de almacenaje

Además, tal y como te comentamos el otro día al darte unos cuantos trucos para ordenar la habitación infantil, es imprescindible mantener este rincón ordenado. Para lograrlo, lo mejor es que el espacio para almacenar esté a la altura del pequeño. De esta manera, podrás enseñarles a mantener el orden y poder liberar zonas que puedan dedicarse a jugar y aprender.

Zonas y colores

Una de las claves principales a la hora de decorar las habitaciones infantiles es crear zonas diferenciadas para dormir jugar y estudiar. En cuanto a los colores, te recomendamos que se adapten a su edad: suaves al nacer, vivos a partir de los 2 años y personalizados con sus gustos cuando vean su habitación como su refugio.