Claves de la decoración ecológica
La decoración es un sector muy amplio en el cual se pueden aplicar muchos estilos y técnicas para conseguir los resultados deseados, algo que siempre se hace en función de los gustos personales y del ambiente que se quiere lograr en un determinado espacio. Si hay un tipo de decoración que triunfa últimamente, sin duda es la ecológica, que contribuye en gran medida a conseguir un importante ahorro energético.

La decoración ecológica supone un nuevo enfoque, una manera no solo de poner tu casa bonita sino de ahorrar dinero y energía, principalmente. Además, sin duda aportará mucha personalidad y belleza a cualquier ambiente, y es perfecta para todo tipo de estancias.

Decoración ecológica con éxito

– Reciclar: la primera regla para que la decoración ecológica tenga éxito y le saques partido es que tienes que reciclar. Utiliza lo máximo posible objetos reciclados, ya que con ellos puedes crear muchísimos elementos, como muebles, lámparas, adornos o incluso un cabecero para la cama. Los palets están de moda y con ellos puedes conseguir piezas muy originales.

Claves de la decoración ecológica
– Reutilizar: todo lo vintage está de moda, así que seguro que puedes recuperar del trastero o de casa de algún familiar un mueble o elemento decorativo que parezca desfasado. Con esto ahorrarás mucho también, ya que no tendrás que invertir más allá de renovarlo un poquito si está estropeado. Darle una segunda vida a algo viejo es una de las principales “leyes” de la ecología.

– Reducir: no puedes abusar de adornos ni elementos decorativos, ya que eso supondría aumentar el consumismo al comprar más cosas.

Trucos para tener un hogar ecológico

Hay también muchos trucos que se pueden llevar a cabo para potenciar la decoración ecológica y que tu hogar respire mucho mejor. ¡Toma nota de los más interesantes!

– Plantas: la vegetación no cabe duda de que es totalmente ecológica, y tener varias plantas le dará a tu hogar naturalidad y atractivo. Crear un entorno verde, además, es muy positivo para mejorar los ánimos y darle alegría a la casa.

– Iluminación: busca un sistema de iluminación sostenible, que sea de bajo consumo para no sobrecargar el medio ambiente. Además, hay lámparas que están fabricadas con materiales reciclables que no contienen elementos contaminantes, como por ejemplo mercurio, muy presente en otras.

– Botellas de cristal: tanto los tarros como las botellas de cristal son perfectos para convertir en elementos decorativos, como floreros. Hay productos de alimentación que vienen envasados en ellos, así que puedes aprovecharlos para decorar.

– Tapizados: si quieres que sean originales y bonitos, prueba a hacerlos con tela vaquera y lana, por ejemplo. Aprovecha alguna prenda de vestir de esos materiales para tapizar alguna silla o sillón, los resultados serán geniales.

¿Conoces algún otro truco para poner en práctica la decoración ecológica? ¡Compártelo con nosotros!