Claves de la decoración de estilo belga
La decoración es un mundo apasionante que abarca muchísimos estilos, podría decirse que infinitos, ya que todos son personalizables y se pueden combinar también con otros, por lo que siempre surgirán ideas nuevas. Uno de los estilos que más éxito está cosechando en los últimos meses en todo el mundo es el estilo belga, que está centrado en la naturalidad y elegancia de todos los ambientes en cualquier estancia.

Si te gustan los ambientes rústicos, el estilo belga es perfecto para ti ya que tiene muchas similitudes, combinando aquéllos con un ligero toque shabby chic para lograr un ambiente único y muy llamativo. Toma nota de las claves más importantes para poder lograr una decoración belga con mucho estilo.

Estilo belga con éxito

La característica más importante de este estilo es que se combinan elementos modernos y antiguos, y con ello se logran resultados espectaculares. Hay que decir que el belga no es el único estilo que tiene este tipo de combinaciones, hay otros que también lo hacen, pero con ciertas diferencias que lo convierten en una opción a tener muy en cuenta.

Claves de la decoración de estilo belga
Busca constantemente un equilibrio elegante pero sin excederse, sin mostrar ambientes demasiado formales que resten comodidad o buenas sensaciones como puede hacer el estilo clásico si está sobrecargado. La clave está en no perder la naturalidad, elegir elementos que te permitan disfrutarla sin que se vea un ambiente forzado o que en realidad no es de tu gusto.

La madera, imprescindible

En cuanto a los materiales, triunfa la madera, que resulta imprescindible si quieres lucir un estilo belga adecuado y destacable. Al ser un estilo que busca ambientes naturales, nada mejor que la madera, uno de los materiales más naturales que puedes encontrar. Tiene que ser el gran protagonista, especialmente en el mobiliario, y si quieres también revistiendo alguna de las paredes o techos con madera.

Claves de la decoración de estilo belga
Es importante destacar que la madera debe tener un acabado rústico o mate, sin brillo, ya que no es un estilo que se lleve bien con las superficies brillantes.

Colores

Los colores que utiliza el estilo belga se centran en las tonalidades suaves y neutras, sin apostar por contrastes más allá de los que se puedan logra con el negro y el blanco. Eso sí, en el caso de querer utilizar esos dos colores, debe ser con el blanco como protagonista y el negro únicamente en algunos detalles. Triunfarás si utilizas colores como el blanco, el gris o el marrón, siempre en tonalidades claras o crudas.

Claves de la decoración de estilo belga

Textiles

Los textiles más adecuados si quieres apostar por el estilo belga son los naturales, como por ejemplo el lino. Se utiliza especialmente para las cortinas, que así serán ligeras y no entorpecerán el paso de la luz natural. El lino es también un material perfecto para las fundas de sillones, sofás y sillas, así que apuesta por él y verás que consigues un ambiente excepcional.

Mobiliario

En cuanto al mobiliario, el que mejor encaja con la decoración belga es todo el que sea versátil y funcional, que se pueda aprovechar para diversas cosas. Una pieza que combine lo tradicional con lo moderno sería perfecta, y si además de cumplir con su función fuera muy decorativa, sería perfecta. Muebles bonitos pero sencillos, que no sobrecarguen ningún ambiente.

Fotos de decoración belga